Con muy pocas opciones para jugar, el brasileño Malcom vio realizado su sueño de actuar y nada menos que de marcar en la Liga de Campeones

Barcelona.-

Condenado al ostracismo desde el inicio de la temporada, el joven brasileño Malcom se reivindicó el martes ante el Inter de Milán con un gol que, pese al empate 1-1, sirvió para asegurar el pase del Barcelona a octavos de la Liga de Campeones.

"Malcom existe", "Malcom aparece para sellar el billete", "A octavos con Malcom"... La prensa española destaca este miércoles la actuación del brasileño, que apenas necesitó dos minutos desde que saltó al campo para abrir el marcador.

El extremo, de 21 años, salió en el minuto 81 por el francés Ousmane Dembélé y dos minutos más tarde, fintaba y soltaba un disparo entre dos defensas que supuso el 1-0 (83).

El argentino Mauro Icardi acabaría empatando poco después (87), pero el empate no impidió que el Barça esté ya en octavos de Champions y que Malcom haya mostrado que está ahí.

"Ha estado muy acertado, primer balón que toca y acaba en gol. Ha tenido un gran acierto", dijo el técnico Ernesto Valverde tras el partido.

- Malcom emocionado -

"Estamos contentos con él y por nosotros. Desde ahí se relaciona bien con el gol", añadió el técnico azulgrana, que hasta ahora no ha contado demasiado con el joven brasileño.

"El mérito enorme de Malcom es que supo traducir en fútbol la rabia que llevaba dentro y catalizó en el juego su desesperación, una cualidad que sólo tienen los buenos jugadores", afirma este miércoles en su columna el director del diario deportivo catalán Sport, Ernest Folch.

"Nada en mi vida ha sido fácil. Estaba muy emocionado porque de niño siempre soñaba con jugar la Champions League con el Barça y debutando y marcando gol, está marcado en mi carrera y mi vida", dijo el jugador a la televisión del club azulgrana tras el partido.

"Mi sueño continúa, mi sueño de hacer historia en el Barça continúa", añadió Malcom, que asegura estar dispuesto a mostrarse en cada entrenamiento para convencer a Valverde. 

Llegado en el inicio de esta temporada procedente del Girondins de Burdeos francés por 41 millones de euros y con ficha hasta 2023, el joven extremo brasileño apenas ha contado hasta ahora para Valverde.

Hasta sus diez minutos de gloria en Milán el martes, Malcom sólo había tenido 25 minutos en dos partidos de Liga y otros 80 el pasado miércoles en el encuentro de Copa del Rey contra la Cultural Leonesa.

"Una de las grandes sorpresas de esta temporada en el Barcelona es el irrelevante papel que está teniendo Malcom", señalaba hace apenas un mes el diario madrileño Marca.

- En busca de más minutos -

El brasileño, llegado al Barça tras una carrera con la Roma, que casi lo tenía fichado, apenas parecía contar en los planes de Valverde.

Preguntado sobre Malcom al poco de haberle contratado, Valverde afirmó que "es un jugador que conoce el club desde hace tiempo y que al final se ha decidido ficharle. Es un jugador joven, con proyección y el club ha apostado por él".

Estas palabras fueron interpretadas por la prensa española como que el técnico tomaba distancias respecto a un fichaje que él no había solicitado.

Los hechos hasta ahora parecieron dar la razón a esta interpretación, pero ahora está por ver si el gol del martes en Italia le abrirá la puerta a más oportunidades.

"Parecía perdido para la causa como hace dos semanas Dembélé y Vidal. Ahora los tres están enchufados. El domingo debería volver Messi y tendrá menos hueco pero merece más oportunidades", escribe este miércoles el diario Mundo Deportivo.

Tras su primer gol con el Barça, a Malcom sólo le queda seguir trabajando para intentar tener minutos.- Por AFP

Template by JoomlaShine