Miércoles, 14 Agosto 2013 00:00

Orinoco Iron tuvo un marcado retroceso operativo durante gestión de la junta de transición

  María Ramírez Cabello
Valora este artículo
(0 votos)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El cierre de las negociaciones para la expropiación definitiva de las briqueteras propiedad de la Siderúrgica Venezolana (Sivensa) encuentra a Orinoco Iron, una de las industrias de capital privado cuyo proceso de nacionalización inició en el 2009, totalmente paralizada.

La industria operaba con un solo tren de producción de briquetas en los últimos meses, pero hace poco más de una semana se detuvo por completo. Trabajadores de la briquetera aseguran que la empresa carece de recursos, insumos y repuestos para acometer una parada mayor de mantenimiento y, por ende, para re-arrancar sus operaciones.

Estiman que se requieren al menos $ 60 millones para parada de mantenimiento, pago de proveedores y repuestos.

Entre 2005 y 2008, Orinoco Iron produjo por año 1,2 millones de toneladas métricas de briquetas. En el 2009 cuando se produjo el anuncio de expropiación por parte del ex presidente de la República, Hugo Chávez, la producción cayó a 498 mil toneladas y en los años posteriores hasta 2012 no superó la barrera de las 400 mil toneladas, debido a la falta de inyección de recursos.

Recientemente, durante el lanzamiento de la comisión centralizada de comercialización soberana de los productos de las empresas básicas, el ministro de Industrias, Ricardo Menéndez, alertó que la industria vendía las briquetas con descuentos y precisó que la tonelada era vendida a $ 268,5, pese a que el precio de mercado rondaba los $ 310 la tonelada.

“Sólo en este barco tenemos un diferencial que no era percibido por la patria de un millón 260 mil dólares, cuando lo llevamos a los 80 barcos que se despacharon el año pasado estamos hablando que la República dejó de percibir 100 millones de dólares, eso es corrupción, así de sencillo”, dijo.

El delegado de prevención y miembro del Movimiento 18 de Orinoco Iron, Ángel Flores, considera que el mal manejo de los recursos desencadenó la remoción de la junta de transición de la briquetera, encabezada hasta ahora por Andrés Viera. “La junta de transición manejaba muy mal los recursos, dejan a la empresa con deudas, parada y sin repuestos”, dijo.

“Hay que hacer una parada de mantenimiento a los equipos y no tenemos repuestos ni disponibilidad de recursos”, añadió.

El trabajador resaltó entre las irregularidades que tambalearon las finanzas de Orinoco Iron la venta de las briquetas con descuentos, así como de subproductos en el 2011, “y no se sabe qué sucedió con esos recursos”.


Rentables con un tren

Mientras algunos trabajadores responsabilizan a la saliente junta de transición de la industria del descalabro operativo, el presidente del comité de empresas de Sintraori, Ricardo Blanco, sostiene que las fallas en la industria no estaban vinculadas directamente al titular de la planta, sino al retraso en el cierre de la nacionalización.

“En cuatro años demostramos que la empresa es rentable, aún con un solo tren operativo los recursos permitían pagar la nómina, estuvimos casi al día y pagamos les beneficios. Por supuesto, el cierre de la nacionalización es positivo porque las importaciones de repuestos serán más fáciles, en poco tiempo estaríamos solventes y podemos apalancar a otras empresas”, expresó.

A su juicio, el cambio de dirección no tiene que ver con irregularidades administrativas, sino con los cambios gerenciales propios de las movidas en la Corporación Venezolana de Guayana.


Nueva dirección

El nuevo coordinador de Orinoco Iron, Wilfredo Villarroel, visitó la planta este martes, luego del anuncio de su designación el pasado lunes. Se dirigió brevemente a los trabajadores y, a puerta cerrada, se reunió por más tiempo con miembros de la anterior junta de transición.

En sus escasas palabras a los trabajadores, aseguran, manifestó su disposición de reactivar las operaciones de la briquetera.

Además de Villarroel, el ministro de Industrias anunció el lunes la designación de Leonel Rodríguez frente a Venprecar y Pablo Mora Zoopi en la Briquetera de Venezuela, antigua Matesi.


Sivensa sin comentarios

Correo del Caroní intentó comunicarse con la Siderúrgica Venezolana (Sivensa) para conocer su opinión sobre el cierre de las negociaciones, de acuerdo con lo anunciado por el ministro Menéndez, pero no fue posible conocer la opinión de algún representante de la industria, propietaria no sólo de Venprecar y Orinoco Iron, sino también de Sidetur, expropiada en octubre de 2010.

Fuentes del sector aseguran que aún no se han pagado las indemnizaciones a Sivensa por la expropiación de Orinoco Iron y Venprecar, por lo que el cierre anunciado por el titular de Industrias contemplaría en teoría la definición del justiprecio, así como la forma de pago.

Sivensa recogió en su informe anual 2012, específicamente en el reporte de la firma contadora Espiñeira, Pacheco & Asociados, que al 30 de septiembre de 2012 los activos netos de Orinoco Iron y Venprecar, incluyendo las cuentas por cobrar netas, ascendían a Bs. 5.148 millones, equivalentes a poco más de $ 817 millones.

Visto 4041 veces Modificado por última vez en Viernes, 16 Agosto 2013 16:20

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...