Domingo, 02 Noviembre 2014 00:00

Más de 20 mil profesionales calificados engrosan cifras de desempleados en Bolívar

 
Valora este artículo
(4 votos)
Más de un tercio de la población pertenece a las filas de la informalidad en la entidad, según cifras del INE al cierre del 2013 Más de un tercio de la población pertenece a las filas de la informalidad en la entidad, según cifras del INE al cierre del 2013 Foto William Urdaneta

¿Quién es el mayor empleador? ¿En qué área productiva se concentra el trabajo? ¿Cuáles son las edades que sufren con más fuerza la baja generación de empleos? Estas son algunas de las interrogantes que respondemos en esta primera entrega de la serie dedicada a la fuerza laboral del estado Bolívar con énfasis en las causas del desempleo que, directa e indirectamente, abordan la idoneidad del modelo productivo de Guayana, los proyectos fracasados y los que nunca iniciaron. Más allá del cuestionable instrumento del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para medir el desempleo, sus números permiten explorar el fenómeno social como una importante repercusión económica que se refleja en la calidad de vida.

Por ejemplo, según el INE al cierre del 2013 los desempleados con títulos técnicos universitarios y universitarios con postgrado sumaban 23 mil 633 en la entidad.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Unos prefieren sufrir la severidad del sol parados en un portón. Otros, lejos de la protesta directa y silente a las afueras de las industrias, invierten horas y dinero en cazar ofertas de empleo, en imprimir hojas de vida y aguardar por una llamada, que quizás nunca llega. Todos son desempleados, cuyo destino se dibuja y desdibuja con un rumbo productivo poco claro, con puertas que se abren con ofertas risibles y con otras que se cierran ya abultadas por el retroceso operativo.

El drama del desempleo tuvo 65 mil 713 rostros en el estado Bolívar según el Instituto Nacional de Estadística (INE) al cierre del segundo semestre del 2013, un año de bajo desempeño económico y alta inflación. El número de desocupados representa el 8,6% de la población activa en la entidad.

Con estos indicadores en peor condición en el 2014, la calamidad de la desocupación toca un terreno sombrío, en el que la generación de empleos de calidad se torna espinosa, sobre todo en un estado con proyectos productivos paralizados y un sector privado que se mueve con cierta dependencia del ramo público.

Jesika Guevara se graduó de ingeniero metalúrgico en el 2009 de la Universidad Nacional Experimental Politécnica “Antonio José de Sucre” (Unexpo), vicerrectorado Puerto Ordaz, de donde han salido cientos de profesionales a laborar en Bolívar, que hace cuatro décadas fue cuna de empleos con la creación de las empresas básicas y con invitación abierta a graduados de todo el país y otras naciones, que llegaron a probar suerte a Guayana.

La joven, especialista en el área de soldaduras, tiene dos años sin empleo. “Luego de aplicar para una vacante de asistente administrativo en Empresas Polar, totalmente alejada de mi profesión y no quedar, entré al programa de Vhicoa de ingenieros entrenantes y empecé a trabajar por turnos. Salí y tengo más de dos años sin empleo. En este país, el pago para un profesional es muy poco, vale más desarrollar una empresa que trabajar como asalariado”.

Jesika se casó y se ha concentrado en sus labores maternas que alterna con el diseño de ropa para bebés. “Me han ofrecido trabajar en algunos proyectos pero no se ha concretado nada”. “Mi esposo bilingüe con experiencia costa afuera estuvo tres años desempleado y sólo este año fue que consiguió trabajo”, relató.

La profesional forma parte del grupo de 23 mil 633 profesionales calificados -técnicos universitarios y universitarios con postgrado- que estaban desempleados en el estado Bolívar al finalizar 2013, cuando los niveles de desocupación bajaron en la entidad respecto a años previos de acuerdo con el INE.

El desempleo puede llegar a ser mayor incluso, si se analiza con detalle los criterios del organismo, presidido por Elías Eljuri, para definir quiénes están ocupados y desocupados. Por ejemplo, entran en la estadística de ocupados o empleados, las personas de 15 años y más de edad, de uno u otro sexo, que declaran haber trabajado con o sin remuneración por lo menos una hora durante la semana anterior a la realización de la entrevista.

“Si una persona se para en un semáforo y recibe un ingreso, el INE lo registra como ocupado”, explica Froilán Barrios, licenciado en Relaciones Industriales y docente de la Universidad Católica Andrés Bello, al referir que el manejo de las estadísticas oficiales ha sido muy dudoso desde el punto de vista técnico y científico. “Hay un maquillaje de cifras y una vana ilusión que se remite a cada estado, cuya tasa varía en función de la realidad y la economía regional, el cierre de empresas, la economía de puertos y las víctimas terminan siendo los trabajadores. Bolívar es un caso muy grave”.

Colocar a los trabajadores informales como ocupados también resulta para Barrios una paradoja, dada la delgada línea entre la informalidad y el desempleo y la ausente protección y estabilidad para los trabajadores por cuenta propia.

A3ConstrucciOnEl sector construcción es la actividad económica que registraba mayor desempleo en Bolívar al cierre del 2013. Foto Archivo

Radiografía de Bolívar
Aunque las cifras redondas aportadas por el Ejecutivo en materia de desempleo, dicen poco, escudriñarlas permite conocer el drama a fondo. ¿Quién es el mayor empleador de Bolívar? ¿En qué área productiva se concentra el trabajo? ¿Cuáles son las edades que sufren con más fuerza la baja generación de empleos? ¿Que haya bajado el desempleo significa que somos menos pobres?

La población económicamente activa en la entidad, con 15 años y más y disposición para trabajar, está conformada por 766 mil 185 personas, de las cuales 91,4% tenían empleo al cierre del 2013 y 8,6% estaban desempleadas.

En un estado con una amplia nómina pública por la existencia de las industrias del hierro, el aluminio, el acero y el oro, no es el sector público el mayor empleador. El sector privado tiene más fuerza empleadora al ocupar a 541 mil 967 trabajadores, que representan el 77,4% de los ocupados. El sector público da empleo al 22,6% restante.

Más de la mitad de los bolivarenses con trabajo está empleada por el sector formal que concentra al 61,1%. El angustioso 38,9% restante, más de un tercio de la población, pertenece a las filas de la informalidad en la entidad.

Los más afectados son los bolivarenses de los segmentos de 15 a 24 años de edad y de 25 a 44 años de edad; en estos grupos de gran aguante productivo y creador están 57 mil bolivarenses sin empleo.

Las actividades con mayor número de empleados son las de servicios comunales, sociales y personales; en segundo lugar, comercio, restaurantes y hoteles y, en tercer lugar, la industria manufacturera. En contraste, el sector construcción lidera la tasa de desempleo, con un índice de 19,4%, que más que duplica la desocupación global del estado Bolívar, como consecuencia del déficit de insumos y la prisa de los costos.

Esta última pieza se vincula con la gruesa franja de desempleados calificados con títulos técnicos universitarios y universitarios con postgrado, en total 23 mil 633 profesionales. “Cuando no hay desarrollo del sector secundario de la economía, que es sobre todo el manufacturero, por el peso de la política de importaciones, termina siendo víctima el profesional universitario (…) no hay que hacer una encuesta, váyase a las embajadas de los países europeos para ver las largas colas de jóvenes para salir fuera del país”, añade Barrios.

Menos desempleo, mayor pobreza
La relación equilibrada en materia de trabajo debería ser mayor empleo, menor pobreza; sin embargo, en el estado Bolívar, la relación es contrapuesta. Mientras al cierre del 2013 el desempleo disminuyó a 8,6%, tras un registro de 10,8% en el segundo semestre del 2012, más personas ingresaron a la línea de pobreza también calculada por el INE, lo que denota la precarización del empleo, con baja remuneración adobada con una inflación campante.

En el embudo de los 50 mil nuevos puestos de empleo al cierre del 2013, que permitieron una baja en la tasa de desocupación, más de 17 mil se crearon en el sector informal que engordó, luego de un año de contracción. Allí está la explicación.

En cifras publicadas recientemente, el ente reveló que un tercio de la población de Bolívar (551 mil 529 personas) eran pobres al finalizar el 2013, cifra que evidencia que 60 mil 120 habitantes de Bolívar pasaron a engrosar las columnas de la pobreza comparado con el segundo semestre de 2012.

Estos bolivarenses, que ingresaron a la línea de pobreza, percibían ingresos que estaban por debajo de la canasta básica, que es un múltiplo de la canasta alimentaria oficial, cuya estimación está muy debajo de cálculos privados realizados en el país.

Del total de pobres en Bolívar en el segundo semestre de 2013, la mayor cifra en el mismo periodo de los últimos seis años, 149 mil 302 eran pobres extremos, de modo que sus ingresos eran inferiores al costo de la canasta alimentaria. No podían cubrir ni siquiera la cesta de alimentos.

Si bien hubo menor desempleo, la calidad de los puestos de trabajo generados es rebatible, visto el aumento de la pobreza.

“El problema de la calidad es general, el trabajo es precario por los ingresos, la falta de seguridad social, la cantidad de horas, la gente no tiene empleo decente y una de las condiciones del trabajo decente es la calidad por los ingresos”, explicó el abogado laboral y docente de la UCAB Guayana, Eleuterio Benítez, quien resalta que la clase trabajadora “debe ser muy pobre porque invierte parte de su ingreso en seguridad social y eso lo empobrece”.

Desempeño económico asociado
La dinámica de generación de empleo en la entidad está directamente relacionada con el declive productivo en las industrias estatales y la caída en la oferta de bienes y servicios, atizada a la par por la inflación.

Esta lectura a nivel macro fue realizada recientemente por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que en el informe conjunto “Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe” señalan que no se prevé una reactivación de la generación de empleo a nivel regional por el debilitamiento de la economía, aunque países de Centroamérica y el Caribe además de Colombia y México crecerían algo más que en el 2013.

Además del bajo desempeño económico, la Cepal observa un limitado dinamismo de la expansión del empleo registrado, como consecuencia de una reducida demanda laboral y los efectos limitados de la formalización de empleos informales preexistentes.

Ha habido cambios también en las pautas de generación de empleo. Mientras en la década previa, los nuevos puestos de trabajo se concentraron en el comercio, servicios y transporte al ritmo del consumo de los hogares; el enfriamiento de la demanda ha pasado factura y el comercio, el transporte y los servicios comunales, sociales y personales han reducido su participación en el empleo total, de acuerdo con la Cepal, lo que afecta mayormente al empleo femenino.

La baja generación de empleo decente y la precariedad de los existentes son puntos de gran preocupación en el ramo laboral. Empero, el Ejecutivo se concentra en celebrar, sin ver más allá, la baja en la desocupación comparado con 1999 cuando la tasa era de dos dígitos y Hugo Chávez recién asumía el poder.

Visto 5181 veces Modificado por última vez en Martes, 04 Noviembre 2014 04:28

La actividad comercial en Ciudad Guayana acató el decreto de día no laborable este 20 de agosto, salvo algunos negocios y vendedor...

Salvo escasas excepciones, en Ciudad Guayana la mayoría de los comercios funcionaron con normalidad hasta el viernes en la noche, ...

“El petro será el mecanismo de anclaje para buscar el equilibrio revaluador de la moneda, del salario y los precios”, dijo el dict...

Sudeban activó el 0800 Sudeban (0800-7833226) que funcionará las 24 horas, para atender “cualquier contingencia” que se presente e...