Domingo, 21 Agosto 2016 00:00

EEUU mantuvo intacto su reinado en el Baloncesto

 
Valora este artículo
(0 votos)
Una vez más en lo más alto. El baloncesto norteamericano no tiene rivales en los Olímpicos. Una vez más en lo más alto. El baloncesto norteamericano no tiene rivales en los Olímpicos.

Río de Janeiro.- Estados Unidos reafirmó su imperio en el baloncesto mundial y se llevó el tercer oro consecutivo al derrotar por 96-66 a Serbia en la final de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El equipo dirigido por Mike Krzyzewski justificó con un abultado triunfo su condición de máximo candidato al título y demostró que, desde hace ocho años, se mantiene en un nivel muy alejado al resto de las selecciones.

El "Dream Team" no necesitó de la presencia en su plantel de estrellas como LeBron James, Stephen Curry o James Harden para poder superar a los mejores representantes del baloncesto FIBA. Con Kevin Durant y Carmelo Anthony como referentes y hombres como Kyrie Irving, Klay Thompson o DeAndre Jordan, que demostraron estar a la altura, el conjunto norteamericano cerró el torneo sin derrotas y sin discusión posible sobre su predominio.

Así, repitió los títulos olímpicos ganados en Pekín 2008 y Londres 2012 y sumó su oro número 15 en 18 participaciones olímpicas.

"El equipo tomó el torneo con mucha responsabilidad y respeto por los rivales. Así, se pudo ver cuál fue la verdadera calidad de Estados Unidos. Jugamos contra grandes equipos, como Argentina, España y Serbia y pudimos imponer nuestro juego. No me queda más que orgullo por estos jugadores", explicó el entrenador Krzyzewski en rueda de prensa.

Por su lado, Serbia se quedó con el sabor amargo de haber sido aplastado en el duelo definitivo, pero con el orgullo intacto de haber conseguido su primera medalla en los Juegos desde que juega de forma independiente.

Antes de su división, Yugoslavia era una de las grandes potencias del mundo en la especialidad, donde había ganado un oro tres platas y un bronce.

El baloncesto le dio a los balcánicos una doble alegría: en el torneo masculino se adjudicaron la plata y en el femenino, el bronce. Lo mismo sucedió con España, que ganó el bronce entre los hombres y la plata con las mujeres.

La final olímpica significó la reedición de la final del último Mundial de España 2014, donde los norteamericanos se habían impuesto por 129-92. Incluso, fue el segundo choque en Río: durante la primera fase, un Estados Unidos más relajado había ganado su enfrentamiento por apenas 94-91.

El duelo de hoy registró cierta paridad sólo en el primer cuarto, hasta que Kevin Durant afinó su puntería desde el perímetro y se encargó de destruir cualquier tipo de barrera de los serbios.

El alero asumió una responsabilidad en los tiros mucho más grande en la segunda fase respecto a la etapa de grupos, donde su protagonismo estuvo mermado por otras actuaciones.

"Antes de jugar los cuartos de final, el entrenador me sentó en una oficina y me hizo ver un video mío de Londres 2012. Ahí lanzaba mucho, sonreía, gritaba los puntos, me golpeaba el pecho. 'Ese es el Kevin que quiero volver a ver', me dijo el entrenador 'K'. Entonces, fue lo que hice, volví a disfrutar del juego".

Ya en la segunda mitad, con una diferencia mayor a los 20 puntos, los estadounidenses se dedicaron a regalarle espectáculo a la afición brasileña, con volcadas, "alley oops" y jugadas de ensueño.

El oro tuvo también un sabor a cierre de ciclo en Estados Unidos, ya que representó el último partido para su líder, Carmelo Anthony, como para su entrenador Kryzewski.

"Esto ha sido todo. Lo mío está hecho. Yo me comprometí con este equipo en el 2004. Vi lo peor y vi lo mejor. Y aquí me encuentro, tres medallas de oro después", dijo el ala pivot de los New York Knicks, que se consagró como el único jugador estadounidense de la historia de la NBA en participar en cuatro Juegos Olímpicos (Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016) y el único basquetbolista masculino de Estados Unidos en adjudicarse tres medallas doradas.

En tanto, Krzyzewski dará paso en el cargo en el 2017 a Gregg Popovich, actual técnico de San Antonio Spurs.

"Creo que Gregg es el hombre más indicado de todo el mundo para asumir en el cargo y para continuar con el programa de baloncesto del equipo nacional", dijo Krzyzewski, que cumplió diez años en el puesto.

Visto 1006 veces