Sábado, 20 Agosto 2016 00:00

Nigeria terminó por quedarse con el bronce

 
Valora este artículo
(0 votos)
Nigeria sumó su tercera medalla olímpica en el fútbol masculino. Nigeria sumó su tercera medalla olímpica en el fútbol masculino.

Belo Horizonte.- Nigeria conquistó la medalla de bronce en el fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Río al derrotar a Honduras por 3-2 en Belo Horizonte.

Sadiq Umar, a los 34 y 55 minutos, y Aminu Umar a los 49 marcaron los tantos del conjunto africano. Lozano a los 70 y Pereira a los 85 descontaron para los centroamericanos.

La de Río de Janeiro es la tercera medalla que el fútbol nigeriano gana en unos Juegos Olímpicos, tras el oro de Atlanta 96 y la plata de Pekín 2008.

Apenas en los minutos finales hubo espacio para la incertidumbre en el partido jugado en el estadio Mineirao. Antes de la postrera reacción de los catrachos, las Águilas Verdes africanas ya habían construido un triunfo que solo su propia relajación impidió que fuera más holgado en el marcador.

Nigeria había sido superior ya desde el primer tiempo. Mucho más criterioso y paciente en el trato de la pelota, el equipo africano giró alrededor de Azubuike, su volante central, tuvo a Ezekiel como principal faro de peligro por la derecha y sobre todo en el experimentado Jon Obi Mikel al enganche perfecto para dar profundidad a los ataques.

Tres acciones llevadas de ese modo, con el toque como bandera, ya habían creado zozobra en el arco de López antes de que Nigeria concretara su dominio en el marcador. Primero fue un mano a mano que no alcanzó a concretar Aminu Umar; más tarde, un centro de Ezekiel que Sadiq Umar cabeceó alto; y después, un gran pase de Azubuike que Ezekiel remató apenas desviado. Esta vez, la cuarta fue la vencida.

Luego de una llegada de Honduras (se apuró Elis para definir y le regaló mansamente la pelota al arquero Daniel), salió jugando desde atrás Nigeria. El balón llegó a la derecha, Ezekiel ubicó a Mikel entrando al área, el jugador del Chelsea pasó entre dos defensores, metió el centro bajo y por el segundo palo Sadiq Umar la empujó al arco vacío. Iban 34 minutos y el 1-0 para Nigeria hacía justicia al desarrollo del encuentro.

Porque lo de Honduras nuevamente era bastante pobre. No tanto como en la semifinal ante Brasil, pero mostrando demasiado poco como para justificar su presencia en una final por el bronce. Jorge Luis Pinto se mantuvo fiel al esquema del 5-4-1 y apostó a la potencia de Elis y las jugadas con pelota parada para inquietar a Daniel.  

Lo logró algunas veces en ese período inicial, sobre todo con cabezazos de Elis y Quioto. Pero siempre dio la sensación de estar un par de peldaños debajo de su rival, y se fue al descanso con una derrota merecida.

Quiso cambiar Honduras con el ingreso de Lozano al volver de los vestuarios, pero las Águilas africanas le aplicaron un nuevo golpe a los 49. Violento remate desde afuera del área de Mikel, López dio rebote largo y Aminu Umar puso el 2-0.

A partir de entonces todo pareció hacerse fácil para Nigeria. Durante varios minutos, los últimos restos de moral que le quedaban al conjunto catracho dieron la impresión de deshilacharse y el equipo de Pinto quedó a expensas de Mikel, que siguió dando clases de fútbol por detrás de los delanteros. Gracias a la increíble libertad de movimientos que disfrutó durante todo el partido, a los 55 dejó solo a Sadiq Umar en el área: enganche hacia adentro, zurdazo y 3-0.

En ese momento, Nigeria dio el encuentro por terminado. Y casi se equivoca. A los 70 un buen centro de Quioto fue perfectamente cabeceado por Lozano, sin marca en el área, y Honduras volvió a creer. Perdieron la fluidez de circulación y el control de movimientos las Águilas, y los centroamericanos se fueron hacia adelante.

Otro centro, esta vez desde la derecha, encontró la cabeza de Pereira a los 85 e ilusionó a Honduras: 3-2. Pero el tiempo no le alcanzó a Honduras para pelear la medalla, que hacía rato que descansaba en manos del equipo que más lo mereció.

Visto 858 veces