Jueves, 18 Agosto 2016 00:00

Estados Unidos-España será el plato fuerte del baloncesto

 
Valora este artículo
(0 votos)
España y Estados Unidos sacaron del camino con autoridad a Francia y Argentina, respectivamente España y Estados Unidos sacaron del camino con autoridad a Francia y Argentina, respectivamente CORTESÍA

El torneo de baloncesto masculino de Río 2016 definió a sus semifinalistas, donde se destaca el duelo que enfrentará a España y Estados Unidos, los protagonistas de las dos últimas finales olímpicas.

El equipo conducido por Sergio Scariolo se impuso con comodidad por 92-67 sobre Francia e irá en busca de asegurarse la tercera medalla al hilo, tras la plata conseguida en Pekín 2008 y Londres 2012.  

El "Dream Team" de Estados Unidos, por su lado, derrotó con categoría por 105-78 a Argentina.

"Tenemos mucha experiencia, sabemos que si queremos ganar algo en los campeonatos tenemos que crecer a medida que van pasando los  ías y eso es lo que hemos hecho. Sabemos que en las semifinales aparecerá un rival muy complicado, pero bueno, estamos en una posición muy buena, que es donde queríamos estar", afirmó el base español Sergio Rodríguez.

El choque entre europeos y norteamericanos está considerado una final anticipada y será el cuarto consecutivo en una instancia decisiva en los Juegos Olímpicos. Hasta el momento, la historia le sonríe a los estadounidenses, que fueron vencedores en los cuartos de final de Atenas 2004 y en las finales de Pekín 2008 y Londres 2012.

El equipo dirigido por Scariolo derrotó sin problemas a Francia, un rival conocido y al que castigó de manera repetida en las últimas grandes competiciones entre ambos.

Los ibéricos se impusieron a los galos en instancias decisivas de cuatro de los últimos seis grandes torneos disputados por ambos y así consolidaron su condición de último campeón continental y el equipo más fuerte de Europa en la actualidad.

La gran figura fue su ala-pivot Nikola Mirotic, quien anotó 23 puntos, cinco triples y otros cinco rebotes.

"Esta es la España que todo el mundo está acostumbrado a ver. La que gana por muchos puntos de ventaja y que hace un baloncesto muy bien leído", dijo el jugador de los Bulls de Chicago.

Por el lado de los galos, el histórico Tony Parker dijo adiós a su combinado nacional: "No tengo remordimientos por no haber conseguido una medalla olímpica. Yo quería ganar una medalla de oro y lo conseguí en el Campeonato Europeo 2013, todo lo demás era un plus para mí".

En el otro gran duelo, el "Dream Team" fue demasiado equipo para una Argentina que se despidió de los juegos en cuartos y le puso punto final a su famosa Generación Dorada.

Kevin Durant fue la gran figura del encuentro, con 27 puntos, siete rebotes y seis asistencias, mientras que Paul George aportó 17 puntos y ocho rebotes.

La otra semifinal será disputada por la gran revelación del torneo, Australia, y Serbia, un gigante que hasta el momento parecía dormido en el certamen.

Ambos equipos se volverán a ver las caras, después de su choque en primera fase, donde los oceánicos se impusieron por 95-80 

Australia derrotó con firmeza por 90-64 a Lituania con una actuación destacada de su base Patty Mills, quien cosechó 24 puntos. Por su lado, los serbios se impusieron con angustia hasta el último minuto por 86-83 sobre Croacia en el clásico balcánico. 

Los dirigidos por el legendario Sasha Djordjevic se colocaron por primera vez en las semifinales de unos Juegos Olímpicos desde que su federación de baloncesto se separara de Montenegro.

Visto 745 veces