Miércoles, 17 Agosto 2016 00:00

España brilló ante Francia y se las verá con Estados Unidos

 
Valora este artículo
(1 Voto)
España tiene asegurada la medalla de plata en el baloncesto olímpico. Foto as.com España tiene asegurada la medalla de plata en el baloncesto olímpico. Foto as.com

Río de Janeiro.- La selección española de baloncesto quedó a un paso de una nueva medalla olímpica al clasificarse a las semifinales de Río 2016 con una contundente victoria por 92-67 sobre Francia.

"No esperábamos que el partido se diera de la forma que se ha dado, pero hemos jugado muy bien. Hemos defendido, reboteando, puesto un ritmo muy alto y todos hemos participado de una manera clave", analizó el base Sergio Rodríguez.

El equipo conducido por Sergio Scariolo, medallista de plata en Pekín 2008 y Londres 2012, se impuso en los cuartos de final ante un rival conocido y al que castigó de manera repetida en las últimas grandes competiciones entre ambos.

Los ibéricos se impusieron a los galos en instancias decisivas de cuatro de los últimos seis grandes torneos disputados por ambos y así consolidaron su condición de último campeón continental y el equipo más fuerte de Europa en la actualidad.

"Hemos disfrutado mucho dentro del campo y espero que podamos jugar así el próximo partido, sin importar el rival. Esta es la España que todo el mundo está acostumbrado a ver. La que gana por muchos puntos de ventaja y que hace un baloncesto muy bien leído", afirmó Nikola Mirotic, quizás la gran figura del encuentro, con 23 puntos y un trabajo defensivo destacado.

Los españoles disputarán el viernes las semifinales contra Los Estados Unidos que dieron cuenta fácilmente de Argentina en el partido de cierre de la jornada de este miércoles.


España volvió a demostrar su mejor nivel en el estadio Arena Carioca 1 de Río de Janeiro y eso fue refrendado en el resultado, donde terminó con una diferencia de más de 15 puntos a favor por tercera vez consecutiva y ante rivales de categoría, como Lituania, Argentina y hoy, Francia.

La intensidad defensiva fue la clave con la que España construyó una ventaja tan abultada. El trabajo de Pau Gasol y Mirotic en la zona pintada y la intensidad de los jugadores exteriores en la marca provocó que los franceses tomaran opciones incómodas de tiro y padecieran cinco pérdidas en el primer parcial.

"Nosotros sabíamos que íbamos a poder anotar muchos puntos, por la calidad de los jugadores que tenemos. Entonces, hemos tenido claro que en la defensa se iba a jugar el partido. El verdadero partido se jugó allí", añadió Mirotic.

Otra de las claves del triunfo español fue el éxito de su rotación. En el segundo parcial, la gran mayoría de habituales suplentes fue la que logró estirar la diferencia y encaminar a su equipo a una ventaja de 13 puntos al descanso.

Rodríguez concedió cuatro asistencias y el joven Willy Hernán Gómez finalizó el encuentro nada menos que con 18 puntos y seis rebotes.

"Creo que ha sido la vez que más me he divertido en una cancha de baloncesto. Por la magnitud del rival y por estar en unos cuartos de final de unos Juegos, creo que fue mi mejor partido en la selección", destacó el joven pívot de 22 años.

En el inicio del tercer parcial, la recuperación del quinteto titular del equipo de Scariolo volvió a demostrar el potencial de un equipo capaz de darle pelea de igual a igual a Estados Unidos y de derrotar con contundencia al resto de los rivales.

España llegó al último parcial con 26 puntos de ventaja y semejante resultado les permitió a cuatro de los cinco titulares españoles descansar todo el último cuarto (sólo participó Sergio Llull), tal como sucedió con Argentina y Lituania. Así, los ibéricos lograron algo de descanso condición vital para poder afrontar un duelo tan físico como el que le espera, a no ser de que ocurra una sorpresa, contra Estados Unidos el viernes.

Visto 765 veces