Sábado, 06 Agosto 2016 00:00

Paula Pareto hace historia

 
Valora este artículo
(1 Voto)
La judoca argentina Paula Pareto le dio a su país su primera medalla dorada femenina en toda su historia. Foto ole.ar La judoca argentina Paula Pareto le dio a su país su primera medalla dorada femenina en toda su historia. Foto ole.ar

Río de Janeiro.- La pequeña judoca Paula Pareto agigantó su figura en el olimpismo argentino al ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en la categoría de hasta 48 kilos y convertirse en la primera mujer de su país en subirse a lo más alto de un podio olímpico.

Después de su bronce en Pekín, la actual campeona del mundo se convirtió, además, en la primera argentina en la historia en ganar dos medallas olímpicas en deportes individuales.

Pareto, que tras el triunfo se abrazó con su entrenador Laura Martinel y el resto de sus allegados en la grada, y no pudo reprimir las lágrimas, se impuso en la final a la surcoreana Bokyeong Jeong.

"Para mí es algo increíble y para todos los argentinos que hacen judo también", dijo Pareto a la televisión brasileña. "Es algo impensado, gané con la fe de esta gente, son todos amigos y familiares que hicieron el esfuerzo de venir a darme energía. Estoy muy feliz", añadió señalando a la grada.

La argentina de 30 años consideró que su triunfo en la Arena Carioca 2, donde numerosas camisetas albicelestes dieron color a la tribuna, puede dar un impulso al judo en un país donde el fútbol lo es todo.

"Creo que es un lindo incentivo para todos los chicos que creen que ser campeón olímpico o mundial es imposible. Yo empecé como todos ellos y estoy acá", advirtió la judoca, conocida popularmente como "Peque" en su país.

Pareto completó un torneo brillante, con triunfos claros en todas sus luchas. Después de salir adelantada en la ronda inicial, la judoca se impuso por ippon a la rusa Irina Dolgova para lograr su plaza en los cuartos de final.

En esa instancia se impuso gracias a un waza-ari a la húngara Csernoviczki para clasificarse para las semifinales, ya por la tarde. Su adversaria, con una molestia, complicó la lucha más de lo esperado. "Me desconcentró su lesión, pero durante toda la lucha intenté mantener el foco en lo mío. No fui a correrla porque ella tampoco venía", analizó en ese momento.

Su rival en busca de la final fue la japonesa Ami Kondo, a la que dominó también con un waza-ari. De esa manera, llegó el momento de luchar por la medalla dorada ante la surcoreana Jeong, que en la otra llave había dejado en el camino a la cubana Dayaris Mestre, una vieja conocida de la argentina.

Pareto comenzó el combate con la iniciativa y tomó ventaja rápido con un waza-ari, que le permitió soportar las arremetidas de la coreana con serenidad.

De esa forma, la judoca logró la decimonovena medalla dorada de Argentina en su historia, un logro que el resto de la delegación vivió con euforia a través de la televisión en la Villa de los Atletas.

Graduada hace dos años de médica, Pareto seguramente se dedicará de lleno a su profesión después de llegar a la meta máxima en su deporte.

"Todavía no caigo. Esto se compara con la medalla de bronce en Beijing. Si bien esto es distinto, la alegría que siento es la misma porque era una de mis metas", dijo el día de su graduación en la Universidad de Buenos Aires.

Hoy se terminó de graduar de estrella del deporte argentino en el tatami de la Arena Carioca 2 del Parque Olímpico de Río de Janeiro.

Visto 975 veces Modificado por última vez en Sábado, 06 Agosto 2016 20:34