Barcelona parte con una mínima ventaja sobre el Real Madrid

Barcelona.-

El Barcelona y el Real Madrid se enfrentan el domingo  en el primer Clásico liguero de la temporada española, sin Leo Messi ni Cristiano Ronaldo en una década y con el técnico blanco, Julen Lopetegui, en la cuerda floja.

Hay que remontarse al año 2007 para el último Clásico entre ambos colosos del fútbol español en que no estuvieron ni el actual capitán azulgrana, lesionado para el pasado domingo, ni el astro portugués, ahora estrella de la Juventus.

Pero aún con la falta de Messi y Cristiano, el duelo por excelencia de la Liga española se presenta igual de apasionante y pocos creen en no ver goles el domingo en el Camp Nou.

"Es un gran partido, no hace falta decir nada más", advierte el delantero francés del Real Madrid, Karim Benzema, para el que "tenemos que hacer nuestro fútbol y sobre todo, tener ganas de ganar, no empatar o gestionar un resultado".

Seguir líder

El Clásico sólo ha acabado una vez con empate sin goles en el Siglo XXI, en noviembre de 2002, y Benzema se perfila como una de las principales bazas blancas para que eso no se repita, mientras en el lado contrario, los 'culés' esperan que Luis Suárez tome el relevo goleador de Messi.

El uruguayo, sin embargo, no acaba de enderezar del todo su puntería esta temporada en Liga, con sólo cuatro goles en nueve partidos, aunque también dio la asistencia para otras tantas dianas.

"Es un dolor de cabeza permanente para el rival, a veces puede estar más acertado y otras no, pero el trabajo siempre lo tiene", le defendió el técnico Ernesto Valverde, quien podría optar de nuevo por Rafinha para suplir a Messi tras su buen desempeño el miércoles contra el Inter de Milán. 

El Barça llega a este encuentro buscando una victoria que le mantenga líder de la Liga española, mientras el Real Madrid espera un triunfo que despeje dudas sobre su juego y le permita acercarse a un punto del Barça, del que le separan cuatro unidades.

Una derrota descolgaría a los blancos, ahora mismo fuera de los puestos europeos, de las plazas cabeceras del campeonato. 

"No tenemos más alternativa que levantar la cabeza y demostrar lo buenos que somos frente a un gran adversario", dijo el martes a la AFP el centrocampista alemán del Real Toni Kroos.

Lopetegui en la cuerda floja

El Real Madrid puso fin el martes en 'Champions' ante el modesto Viktoria Plzen a una racha de cinco partidos sin ganar, cuatro de ellos derrotas, y confía en seguir remontando ante el Barça.

"Para mí hoy es un punto de inflexión", decía Lopetegui el martes, tras una victoria que no despejó las dudas sobre el juego 'blanco', pero sirvió para mantener al técnico en su puesto.

Aunque apoyado explícitamente por los pesos pesados del equipo 'merengue', Lopetegui se la juega el domingo en un partido, al que el Barça, incluso, sin Messi, parece llegar en mejor forma.

Los azulgrana dieron un recital de juego colectivo el miércoles para imponerse en la Liga de Campeones al Inter de Milán 2-0, pero Valverde recuerda que los Clásicos son partidos diferentes.

"A pesar de que se esté inmerso en una racha o en otra, hay partidos determinados en los que las diferencias en la clasificación o los momentos importan poco, porque es un clásico, es un partido especial y se supera todo", advirtió.

Y es que el partido de clubes más visto del planeta, con una audiencia potencial de 650 millones de espectadores de 183 países, sigue teniendo todos los ingredientes para ser el centro del planeta fútbol el domingo, incluso sin Messi, ni Cristiano Ronaldo. - Por AFP

Template by JoomlaShine