Domingo, 18 Diciembre 2016 00:00

Dr. Strange y la paradoja del tiempo

  Yrene Castelli
Valora este artículo
(2 votos)

Una película que en sus primeros minutos avanzó con la velocidad de una bala, para al momento de llegar al nudo noquearme de tal forma que cada escena, plano, diálogo, efectos especiales y musicalización me dejara anonadada.

Yrene Castelli

“La gente cree en el bien y el mal, cuando en realidad, su mayor enemigo es el tiempo”. Efectivamente, el mayor enemigo de esta película, al menos en sus inicios, fue el tiempo; el trasfondo para llegar al nudo del problema en los comics probablemente resultaba tan largo, que intentaron resumirlo en unos pocos minutos, y esto no me gustó para nada, pues no logré sentir empatía por nadie ni me familiaricé con ningún personaje.

Además, la actuación de Benedict Cumberbatch no me convenció del todo; aunque no sé si fue cuestión de actuación o del guion como tal, pues mi primera impresión de él fue “este típico chico egocéntrico/rebelde al estilo Marvel, cuyo propósito o vocación implica salvar vidas de inocentes”; una premisa que he visto repetida en muchos otros filmes.

Pero eso no es todo, también tenemos el conocido “interés amoroso” de este chico rebelde, que probablemente sería una de las razones principales por las cuales al final el protagonista recapacitaría y decidiría actuar como un “chico bien”, y así dar paso a la moraleja.

Vale, al final la película dio un vuelco de 360 grados y pasé de sentirme decepcionada por la cantidad de clichés (que ojo, son propios de las películas de Marvel), a prácticamente no poder despegarme de mi monitor admirando cada pequeño detalle que se me presentaba.

Trailer de Doctor Strange

La colorización es una de las cosas que debo destacar, me sentí como si estuviera viendo un comic que mágicamente se volvió live action; a esto se le unen los encuadres y movimientos de cámara, que dieron la misma sensación, creo que solo le faltaban los márgenes blancos a los lados para ser un cómic que cobró vida.

Además, que hicieran ese “plus” de comedia para que la historia no fuera tan plana es muy apreciado por mi parte. Me preocupé por mi protagonista y mis personajes favoritos, sí, pero también me reí bastante con sus tonterías.

Una cosa que realmente amé, fue la musicalización. Me pareció muy poco ortodoxa por parte de Marvel Cinematic Universe; fue épico, la sensación fue épica, por ende: esa musicalización fue una de las cosas más épicas de la película. Por primera vez me reí, me asusté y disfruté de unas grandiosas escenas de pelea acompañada de unos coros que me erizaban la piel. Sinceramente, excelente.

En cuanto a la historia, que Dr. Strange cacheteara a los villanos restregándoles en la cara que su premisa era un desperdicio espacial derrotándolos con lo que según ellos, era el mayor enemigo de la humanidad, fue otra de las cosas que me encadenó y enamoró del filme.

Personajes con un carácter impotente pero con un toque de gracia, como La Ancestral, Mordo, Wong y Dormammu, le dieron un toque especial a todo, pues al exponer al público a tanta tensión (gracias a lo acelerado que ocurrió todo al principio y las situaciones al final), supongo que sabían que debían lograr que de alguna forma se liberasen y así poder concentrarnos en disfrutar de absolutamente todo.

En pocas palabras, me encantó Dr. Strange, no puedo decir que fue el mejor estreno de Marvel del 2016, pero sí puedo admitir que es uno de los mejores y que, a pesar de lo predecible que fueron algunas cosas; el trabajo de cámara, actuación, edición, guionización y musicalización fue sencillamente sublime.

LBO FichaDrStrange

Visto 2071 veces Modificado por última vez en Lunes, 19 Diciembre 2016 01:59

El excantante y bajista de PInk Floyd, durante su gira Us + Them, en Estados Unidos, alertó el peligro que representa el magnate y...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...