Un sector de Puerto Ordaz, en Bolívar, ha visto este año tres decapitaciones de cerca y, luego, las masacres por parte de organismos de seguridad de los responsables: es un ciclo de violencia que retrata la realidad de una ciudad que, por estadísticas, se convirtió en la novena más violenta del mundo en 2017. Sus vecinos, mientras tanto, se empecinan en bautizar cada calle y cada esquina con un nombre bíblico para, al menos, sentirse protegidos en vista de la pérdida de legitimidad que, en frente de ellos, tienen las autoridades policiales y militares.

Miércoles, 06 Diciembre 2017 00:00

Sensacionalismo

El régimen ni puede ni quiere variar el curso de su invasión a Venezuela, sencillamente porque si tuviera respeto, buenos sentimientos y querencia por la nación ya lo hubiera hecho desde hace 20 años; y así no estaríamos mendigando lo que es nuestro y nos corresponde por tradición histórica y derecho desde la declaración de independencia.

Alrededor de su urna, los familiares de José Guerrero, de 6 años, insisten en que una atención médica adecuada y un diagnóstico más acertado lo hubiesen salvado. Pero los médicos no tienen dudas: la enfermedad que reapareció en Venezuela en 2016 y que ha matado a más de 20 niños, tiene otra víctima. Este deceso coincide con la publicación de un informe del Observatorio Venezolano de la Salud sobre el silencio cómplice entre el MPPS y la OPS sobre el avance de la enfermedad en el país.

Miembros del conjunto Villas del Alto en Terrazas del Caroní afirman que en mes y medio el Ministerio de Vivienda y Hábitat retomará el proyecto paralizado desde 2014. 

Un grupo de invasores ocupó nueve casas durante el miércoles santo. Testigos aseguran que el presidente de Inviobras, Héctor Herrera Jiménez, estuvo con ellos.

En lo que va del mes dos menores de edad han muerto de forma violenta. En ambos casos ha sido por armas de fuego.

Las maravillas del Nuevo Mundo y las ambiciones del caballero inglés lo llevaron a enfrentar el poder de España en Santo Tomé de la Guayana para hacerse con sus riquezas, lo que valió su decapitación por la paz entre los reinos de Inglaterra y España.

El último intento de ocupación ilegal fue en la tarde del domingo. La Policía del estado Bolívar y la Guardia Nacional intervinieron para evitar la invasión.

Horas antes los delincuentes habían asesinado a un joven de 25 años en el sector de 25 de Marzo, en San Félix.

Antes de llegar al Centro de Convenciones Atlapa, sede de la reunión presidencial, se dirigió al populoso barrio de El Chorrillo, uno de los más castigados por la invasión estadounidense.

Página 1 de 2

El excantante y bajista de PInk Floyd, durante su gira Us + Them, en Estados Unidos, alertó el peligro que representa el magnate y...

En la Venezuela de la democracia recién estrenada, esta mujer se empecinó en que la modernidad también debía llegar a través del a...

El concejal Armando Betancourt hace referencia a la deficiencia de los servicios públicos en el municipio El Callao, en la víspera...

El guión del cineasta José Zamora centra su historia en la comunidad de Campo Rojo, reflejando la tradición de niños que se lanzan...