Miércoles, 16 Octubre 2013 22:14

Lovelace: La ausencia de profundidad

 
Valora este artículo
(0 votos)

@karollyon

Me acerqué a Lovelace con mucha curiosidad. Más que conocer sobre la vida de la famosa “Garganta profunda”, quería ver cómo una actriz tan adorable y sencilla como Amanda Seyfried daba vida a la mítica leyenda de la pornografía en los años 70.

Estaba preparada para ver un filme lleno de erotismo y sensualidad, pero el guión me abofeteó con una denuncia a la industria de la pornografía y una crítica a la violencia doméstica.

C7ActrizEl filme comienza poco antes de que Linda Lovelace se convirtiera en el ícono de la industria pornográfica. La joven conoció al encantador Chuck Traynor, interpretado por Peter Sarsgaard, y se enamoró de él.

Traynor, escondiendo miles de secretos, logró que los padres de Linda lo aceptaran y finalmente se casó con ella. Entre esos secretos estaba el montón de deudas que tenía encima, por lo que decidió forzar a su esposa, considerando su belleza y talento en la cama, a meterse en el mundo de la prostitución y las películas porno y así poder ganar algo de plata.

El 12 de junio de 1972 se estrenó, en Nueva York, la famosa película Garganta profunda (Deep Throat), dirigida por el peluquero Gerard Damiano y producida por varios miembros de la mafia neoyorkina, entre ellos Anthony Romano (Chris Noth).

El filme, más allá del escándalo, reportó récords históricos en taquilla y convirtió a Linda Lovelace en la estrella porno más deseada de la época.

Linda era una joven de 21 años cuya rebeldía estaba ligada a querer desafiar a sus religiosos padres. Al casarse con Chuck, Linda comenzó a ser víctima de maltratos, pero ante su crianza religiosa, decidió soportar para hacer feliz a su esposo, quien luego convenció a Damiano (Hank Azaria) de poner a Linda a protagonizar el famoso filme.

De esa cantidad de dinero recolectado en taquilla, Linda no vio ni un centavo, todo lo controlaba Chuck, quien continuó maltratándola y prostituyéndola. La situación se volvía cada vez más brutal, y la superestrella acudió a su madre, interpretada por la brillante Sharon Stone, quien solo le aconsejó portarse bien y obedecer.

De forma global, Lovelace, dirigida por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, no busca revolucionar con un escándalo como lo hizo Garganta profunda, sino poner un asterisco sobre lo que estaba detrás de esa figura erótica, las razones que la llevaron hasta esa industria y las que la hicieron salir de ella y comenzar su vida desde cero.

Visualmente, Lovelace es revestida por un grano grueso que simula al celuloide de los años 70 y también goza de una ambientación perfecta. Pero se trata de un guión que muestra solo una cara por estar basada en las memorias que Linda publicó años posteriores, y carece de muchísima profundidad. Sí, rememora parte de la personalidad de la protagonista, y Amanda Seyfried logra calar en el papel sin dificultad, aplicando la intensidad justa a cada escena, acompañada por un Peter Sarsgaard estupendo que logró desarrollar un personaje psicópata y abusivo de la forma más convincente posible. Pero aun así, es inevitable la sensación de ausencia de datos importantes.

Y por último, pero no menos importante dentro del filme, tenemos a James Franco interpretando a Hugh Hefner, creador de Playboy. Franco, una vez más, se luce en pantalla aun cuando su rol tiene poco metraje.

C7Fotograma2Ficha técnica

Dirección: Rob Epstein y Jeffrey Friedman

Guión: Andy Bellin

Fotografía: Eric Alan Edwards

Montaje: Robert Dalva

Música: Stephen Trask

Elenco: Amanda Seyfried, Peter Sarsgaard, Sharon Stone, Adam Brody, Juno Temple, Chris Noth, James Franco

Duración: 93 minutos

Presupuesto: 10 millones de dólares

Visto 4948 veces Modificado por última vez en Jueves, 17 Octubre 2013 19:02

Medios

El escritor Francisco Arévalo analiza, más desde la mirada del doliente que del observador aséptico, la debacle del arte en Venezu...

La leyenda del rock que insufló de personalidad al género musical estadounidense murió el sábado en el estado de Missouri, Estados...

“Estamos investigando cómo pudo ocurrir y lamentamos profundamente que sucediera”, informó la firma responsable de contar los voto...

Con la estatuilla en la mano, los artistas ganadores de los Oscar  comparecieron ante más de 400 periodistas y responder a pr...

Barry Jenkins conquista con su segunda película el corazón de Hollywood con un presupuesto mínimo, actores desconocidos y apenas 2...