Miércoles, 02 Octubre 2013 22:17

El Regreso: Condena a la xenofobia

 
Valora este artículo
(0 votos)

@karollyon

No se trata de algo sexista. El cine venezolano ha tenido nombres reconocidos, tanto femeninos como masculinos, cuando se trata de dirección.

Fina Torres, por ejemplo, ganó la Cámara de Oro en Cannes en 1985, con su ópera prima Oriana; y recientemente, Mariana Rondón recibió la Concha de Oro del Festival San Sebastián, por su largometraje Pelo Malo, que se estrenará en Venezuela el próximo año.

Sin embargo, hay una directora joven que desde la edición de este año del Festival del Cine Venezolano, en Mérida, ha llamado muchísimo la atención: Patricia Ortega.

La zuliana, hecha un manojo de nervios, presentó su ópera prima El Regreso, en una sección especial del festival merideño, denominada Trabajo en progreso.

Sin estar cien por ciento lista, y dos meses antes de su estreno nacional, El Regreso logró conmover y sorprender gratamente a los que tuvieron el honor de asistir a esa primera proyección.

Patricia no se sentó en ningún momento. Quería ver las reacciones de cada persona, saber qué les hacía reír, qué les hacía llorar, qué les indignaba... Y hay mucho de eso en el filme de Patricia, mucha indignación, mucha reflexión y mucha crítica social, porque incluso, y según palabras de la misma directora: “hacen falta mujeres cuatriboliadas”, y para bien, Patricia es una de ellas, una mujer valiente, segura de lo que quiere y con muchas ganas de hacer buen cine.

En El regreso, la cineasta utilizó dos momentos claves para el desarrollo del guión.

Primero, la recreación de la masacre ocurrida en 2004 en Bahía de Portete a mano de paramilitares. Y luego, la vivencia de la pequeña indígena Shuliwala, quien logró sobrevivir a la masacre y llegar hasta la ciudad de Maracaibo, en donde es víctima de la xenofobia.

El primer acto del filme es de contextualización, la directora y guionista sumerge al espectador en la cultura wayuu a través de algo sumamente definitorio: el paso de la niñez a la adultez en las mujeres indígenas.

Con cierto parecido al documental de Margot Benacerraf, Araya, Patricia cuenta el momento en el que Shuliwala tiene su primera menstruación, y con ello debe someterse a las costumbres rígidas de su etnia, es despojada de sus muñecas, de su ropa de niña y hasta de su cabello.

Luego, con mucha crudeza y mucho tino en la dirección, vemos cómo se desarrolla la masacre, cómo las mujeres prefirieron arriesgar sus vidas para salvar a sus hijos, y cómo decenas de familias quedaron destruidas.

A este momento de indignación, violencia e injusticia, le sigue uno más calmado, pero igual de difícil. Shuliwala, sin hablar castellano, llega a una ciudad inhóspita y hostil, en donde pocos tienden la mano para ayudar a los necesitados y en donde debe aprender a valerse por sí misma para sobrevivir.

En la ciudad, Shuliwala conoce a Bárbara, una niña de la calle que ha logrado sobrevivir gracias a la venta de drogas. Juntas emprenden un recorrido que da como resultado una amistad inquebrantable entre ambas, pues El Regreso, además de poner puntos de exclamación sobre lo que somos como sociedad, también retrata la niñez y la pérdida de la inocencia.

C7Indigenas2Ficha técnica

Dirección: Patricia Ortega

Guión: Patricia Ortega

Fotografía: Mauricio Siso

Montaje: Sergio Curiel. Sonido: Gregorio Gómez

Música: Javier Pedraja

Dirección de arte: María Gabriela Vílchez

Elenco: Daniela González, Sofía Espinoza, Laureano Olivares

Duración: 100 minutos

Visto 2513 veces Modificado por última vez en Miércoles, 02 Octubre 2013 22:46

El escritor Francisco Arévalo analiza, más desde la mirada del doliente que del observador aséptico, la debacle del arte en Venezu...

La leyenda del rock que insufló de personalidad al género musical estadounidense murió el sábado en el estado de Missouri, Estados...

“Estamos investigando cómo pudo ocurrir y lamentamos profundamente que sucediera”, informó la firma responsable de contar los voto...

Con la estatuilla en la mano, los artistas ganadores de los Oscar  comparecieron ante más de 400 periodistas y responder a pr...

Barry Jenkins conquista con su segunda película el corazón de Hollywood con un presupuesto mínimo, actores desconocidos y apenas 2...