Lunes, 23 Febrero 2015 00:00

Birdman y el esperado defecto del egocentrismo hollywoodense

 
Valora este artículo
(0 votos)
Alejandro González Iñárritu y su “Birdman” se quedan con la preciada estatuilla, mientras que “El Gran Hotel Budapest” y “Whiplash” acaparan la mayor cantidad de premios Alejandro González Iñárritu y su “Birdman” se quedan con la preciada estatuilla, mientras que “El Gran Hotel Budapest” y “Whiplash” acaparan la mayor cantidad de premios

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“Justicia” no sería la palabra más adecuada para calificar lo que pasó este domingo en la entrega de los Oscar.

Hollywood nunca dejó de verse el ombligo, a excepción de algunos momentos donde imperó la lucha por la igualdad como tema fuerte y preocupación latente.

Pero vayamos al análisis de la categoría más importante: Mejor Película.

Por un lado, quedó claro que en las categorías técnicas “El Gran Hotel Budapest” y “Whiplash” se colaron en los corazones de los votantes, pero “Birdman” se quedó con los premios clave.

El filme de Alejandro González Iñárritu es una genialidad, no se puede negar. Su técnica y su narrativa son exquisiteces cinematográficas y por ello nada más acertado que sus estatuillas en Dirección, Guión y Fotografía.

Y recuerdo que el año pasado no lograba entender cómo “Gravity” se quedaba con todas las categorías técnicas (incluyendo Mejor Dirección), pero “12 Años de Esclavitud” se coronaba como la mejor.

Ahora lo veo. Se trataba de un todo. De cómo todos los elementos encajaron para llevar un mensaje en un contexto específico, con ganas de no querer repetir la historia, de querer cambiar el mundo, apelar a la benevolencia.

No obstante, a mi parecer, la industria retrocedió. Volvió a ensimismarse, a premiar una oda al starsystem y aquel género del que no se cansan: “el cine dentro del cine”.

Iñárritu tiene intensiones claras: apuntar cómo la revolución tecnológica ha cambiado por completo la industria y ha redefinido al starsystem, quizás empeorándolo, enalteciendo a personas que jamás deberían ser consideradas modelos a seguir.

Pero al final del día, creoque “Birdman” no será recordada por eso. Será recordada como aquella película en que Michael Keaton se paseó en interiores por el Time Square.

     
 


NOTICIA RELACIONADA

Los Oscar premian la maestría del mexicano González Iñárritu

 
     

Tampoco estoy diciendo que “Boyhood” debió ser la ganadora indiscutible, pero si era una opción más justa, pues ese Oscar iba a premiar años de esfuerzo y el intento por reflejar la vida misma en la pantalla, con sus altos y bajos, con sus momentos fugaces de felicidad y aquellos momentos difíciles que parecen durar una eternidad.

Las otras nominadas
Entre las ocho nominadas también estaba “Whiplash”. Una pieza cuya enseñanza principal es que sin esfuerzo no hay talento, con un montaje trepidante y actuaciones memorables.

“El Gran Hotel Budapest”, por su parte, recogió cuatro estatuillas por esa estética tan única y simétrica que es capaz de enamorar a cualquiera.

Y no podemos olvidar los derroches de patriotismo con “American Sniper” y “Selma”, dos filmes que de haber ganado tampoco habrían sorprendido. “American Sniper” de Clint Eastwood está basada en la historia del veterano de guerra Chris Kyle, uno de los francotiradores más adiestrados de la guerra que luego se dedicó a ayudar a soldados con estrés postraumático. Mientras que “Selma” se centra en Martin Luther King y la lucha por los derechos de igualdad para los negros. Ambos filmes son epítome del sentir norteamericano y la defensa de sus creencias.

Por último, no menos importante, “The Theory of Everything” y “The Imitation Game”, ambas biografías de hombres brillantes que cambiaron el mundo con sus ideas. La primera, sobre el físico y cosmólogo Stephen Hawking y las dificultades de su camino debido a su enfermedad degenerativa, y la segunda sobre Alan Turing, el matemático considerado el padre de la ciencia de la computación, que desarrolló una máquina capaz de decodificar los mensajes nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Ocho opciones. Ocho posibilidades en las que sobresalió Hollywood, a la industria le encanta verse, no podemos culparlos, es un mundo fascinante, pero me parece que es momento de apuntar a otros temas, ver más allá de sus narices. Sí, hay que celebrar el Oscar de Iñárritu como director, esos planos secuencia son dignos de admiración, pero me cuesta creer que “Birdman” es la mejor película.

Visto 4351 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Febrero 2015 19:14

El escritor Francisco Arévalo analiza, más desde la mirada del doliente que del observador aséptico, la debacle del arte en Venezu...

La leyenda del rock que insufló de personalidad al género musical estadounidense murió el sábado en el estado de Missouri, Estados...

“Estamos investigando cómo pudo ocurrir y lamentamos profundamente que sucediera”, informó la firma responsable de contar los voto...

Con la estatuilla en la mano, los artistas ganadores de los Oscar  comparecieron ante más de 400 periodistas y responder a pr...

Barry Jenkins conquista con su segunda película el corazón de Hollywood con un presupuesto mínimo, actores desconocidos y apenas 2...