El servicio de transporte institucional de la UNEG está actualmente suspendido por falta de acondicionamiento y deudas con el servicio privado. Aun así, ante la demanda estudiantil, el semestre iniciará el lunes 14 de octubre.

El lunes 14 de octubre iniciarán las clases en la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), anunció la rectora María Elena Latuff. La misma crisis universitaria postergó el comienzo de semestre, que debió ser el pasado 30 de septiembre.

“Es un inicio distinto, con muchas dificultades, pero tenemos la demanda de los estudiantes”, mencionó Latuff.

Entre las dificultades que enfrenta la universidad es el servicio de transporte actualmente suspendido, por falta de acondicionamiento. La UNEG ha estado contratando transporte privado para rutas internas, pero por altos costos mantienen una deuda con el servicio.

Esperan que a final de semana o principio de la siguiente, lleguen los recursos para así poder reactivar al menos 11 unidades de transporte para la ruta estudiantil. Latuff admitió que sigue siendo insuficiente para la demanda que hay en la casa de estudios.

“Tenemos una crisis económica y social que ha afectado a la universidad. Sin embargo, hasta ahora no hay anuncios de paro, hay son reclamos y discusiones entre gremios y el Estado para la cuarta convención colectiva, ya que no hay salario que soporte la hiperinflación”, señaló.

La rectora explicó que debido a esto, la universidad ha asumido diferentes políticas que permitan a los docentes obtener ingresos extras, como autorizarlos a trabajar en otras instituciones u organizaciones, así como usar la plataforma universitaria para que el personal especializado pueda vender sus servicios a otras instituciones y organizaciones.

Sobre la renuncia de personal, Latuff precisó que han sido mayoritariamente del área administrativa. En comparación con otras universidades, la secretaria del rectorado, Leonarda Casanova, señaló que la deserción docente ha sido menor. Esta se ubica entre 25 y 30%.

“Ha habido dificultades para asistir a la universidad, por no tener transporte. Los profesores deben ponerse de acuerdo con los estudiantes para el dictado de sus clases”, explicó Casanova.

Latuff hizo también un llamado a las autoridades de seguridad, para brindar protección a la universidad, ante la ola de robos y hurtos.

“Hemos sido afectados por el hampa. En la sede de Atlántico nos han robado aires acondicionados y equipos importantes. A pesar que tenemos un personal de vigilancia, el hampa la ha sobrepasado”, afirmó.

Para solventar las inasistencias por falta de transporte, la UNEG ha optado también por tratar de trabajar con bloques de horarios, en los que los estudiantes no requieren de asistencia de lunes a viernes.

Template by JoomlaShine