Más de 50 días de protestas contra la dictadura de Nicolás Maduro no solo ha demostrado la vehemencia de un pueblo que exige la restitución de sus derechos; sino que deja al descubierto la actitud de un Gobierno nacional que, lejos de implementar mecanismos para resolver el conflicto, sigue dinamitando las válvulas de escape de la presión social. De ahí, la radicalización de la protesta. Una que tiene un único responsable: el autoritarismo de Maduro.

Un trabajador de CVG Ferrominera Orinoco fue agredido por encapuchados, acusándolo de ser infiltrado. Vecinos tomaron en resguardo al presunto miliciano para evitar que la protesta se saliera de control por acciones de manifestantes tras la arremetida militar.

Otro joven de 18 años resultó con traumatismo craneoencefálico, presuntamente por impacto de lacrimógena. Los jóvenes fueron ingresados a la Clínica Ceciamb a las 4:00 de la tarde y remitidos a otros centros de salud.

Los manifestantes quemaron un vehículo de la estatal Corpoelec este lunes en la entrada de la urbanización Lomas del Caroní, lo que desencadenó una fuerte represalia por parte de los castrenses. La confrontación duró más de siete horas y afectó a los residentes de los sectores Yara Yara, Isla Dorada, Lomas del Caroní y Terrazas del Atlántico.

Estudiantes, familiares y sociedad civil se plantaron a las afueras del Palacio de Justicia para exigir la libertad de Jonathan Pérez, cuyos fiadores firmaron luego de la respectiva verificación, pero el juez no firmó la boleta de excarcelación. Cabe destacar que la presión ejercida por los muchachos sirvió para que el comandante del Destacamento 625, Ernesto Quintero, se apersonara al sitio para conocer el caso, sosteniendo una conversación con el coordinador del Foro Penal Venezolano, Ezequiel Monsalve, quien le explicó la situación y defendió el legítimo derecho a la protesta pacífica.

De acuerdo con el informe elaborado por el SNTP, entre el 31 de marzo y el 15 de mayo se han registrado 151 agresiones contra trabajadores de la prensa, de las cuales el 80% fueron cometidas por funcionarios militares.

El estudiante de la UCAB fue imputado por instigación pública, aplicándosele como medidas de coerción la presentación de tres fiadores y régimen de presentación cada 30 días. Los otros dos detenidos también fueron imputados, requiriendo igualmente la presentación de fiadores, pese a que la Fiscalía no lo solicitó.

La Mesa de la Unidad se pronunció en rechazo a la violación de la autonomía universitaria, específicamente en la UCAB Guayana, a la vez que informó sobre las actividades de la semana, continuando la protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Los excesos de las fuerzas de seguridad incluyen amedrentamiento constante en zonas residenciales a través del empleo excesivo de bombas lacrimógenas en horas nocturnas.

Bajo la lluvia profesores de la UCAB Guayana marcharon en solidaridad con el profesor y periodista Marcos Valverde, así como el estudiante Nelson Navas, apresados cuando la GNB lanzaba lacrimógenas dentro de la institución. Al final de la tarde, luego de más de seis horas de detención, el profesor Valverde fue liberado. Hasta el cierre de esta edición Navas seguía arrestado.

Página 8 de 44

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...