Martes, 07 Julio 2015 00:00

“Un pueblo que parece una ciudad y una ciudad que parece un pueblo”

 
Valora este artículo
(0 votos)
     
 

_______________________

Celebración infaltable

Pese a que, por primera vez en su historia, en Upata se habla de delincuencia; pese a que por primera vez su gente protesta porque no tiene agua; y eso a que por primera vez se habla de escasez en ella, la Cámara Municipal y la Alcaldía de Piar organizaron una celebración que comenzará a las 8:00 de la mañana con una misa en la iglesia San Antonio.

Luego, a las 9:00 am, en la Plaza Bolívar, durante los actos protocolares será condecorado el presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, como hijo ilustre de la ciudad.

La fiesta cierra a finales de la tarde, con fuegos artificiales en la misma plaza.

 
     

Hubo un teatro de ópera gracias al empeño de Pedro Cova. Hubo una revista literaria llamada El Alba, gracias al empeño de las hermanas Acevedo. E incluso la primera periodista venezolana, Concepción Acevedo de Taylhardat, es oriunda de allí.

Pero no es solo eso. Hay algo en el aire. En las calles. En la gente. Hay razones de sobra, además, para continuar llamando a ese punto que hoy cumple 253 años, la Atenas del sur, según defiende y reafirma la escritora Diana Gámez.

“Son referencias que atan, vinculan, te reconectan con una espiritualidad y una sensibilidad que no puedes olvidar y dejar de lado”, continúa la docente de la UNEG y columnista.

Junto con Gámez, su colega en las letras, Pedro Suárez, sostiene sobre su lugar de origen que, más que un gentilicio, hay un sentimiento enamoradizo similar al que conmovió al poeta mexicano José Emilio Pacheco sobre los ríos de su país: se decalaraba apátrida pero “inconsolable amante de ellos. Algo así es lo que siento: son los atardeceres y el verde de unas colinas”. Eso es la cumpleañera de hoy, Upata.

Un pueblo, mil razones

Roger Vilain, también escritor y profesor universitario, se declara menos romántico al momento de definir los porqués sobre el encanto de Upata. Se enfoca, primero, en su importancia histórica desde 1762, el año de su fundación.

“Debe recordarse que dio alimentación a una parte del país durante la gesta de emancipación. Hay un valor sentimental que es en el idilio por Upata, cómo no. En ese mismo sentido en Venezuela hay mucha gente de Upata, que se fue y la lleva en la memoria”, expone.

Más en frío, Pedro Suárez señala que “es la puerta del sur y su frontera última es la Patagonia, en Argentina, además es la entrada a uno de los parajes más atractivos del mundo: el Parque Nacional Canaima, ese dato por sí solo sirve para colocar a Upata como un punto estratégico de negocios. Tiene un producto de excepción, el queso de Upata (mal llamado guayanés), y una tradición ganadera de más de dos siglos. Falta inversión en infraestructura y servicios, tanto privada como pública”.

Pero, a fin de cuentas, es imposible abrazar la frialdad absoluta cuando se trata de Upata, pues “hay tradición, están sus colinas, todas esas cosas que resguardan la tradición”, según Gámez.

Se trata, pues, de un híbrido que fluctúa, un punto definido y, por tanto con personalidad: “un pueblo que parece una ciudad y una ciudad que parece un pueblo”.

Visto 4742 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Julio 2015 05:24

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...