Domingo, 27 Julio 2014 00:00

Como nos roban

 
Valora este artículo
(1 Voto)

Los controles de cambio, siempre dañinos, son a veces necesarios por la circunstancias. Por ejemplo, en Europa después de la II Guerra Mundial, los países estaban sin divisas y se impusieron.

En Venezuela ha habido varios. Betancourt devaluó y controló. Lo mismo hicieron otros gobiernos. Caldera hizo dos mínimas revaluaciones, más por soberbia que por necesidad.

Durante esta dictadura castrochavista hemos vivido bajo control de cambios. Al principio fue por salida de divisas. Había liquidez y muchos bancos vieron reducir sus depósitos y “conversaron” con las autoridades. Éstas, todavía iniciándose, lo hicieron con temor, pero luego se dieron cuenta que era un arma política poderosísima para lograr sus objetivos de destruir, robar, controlar. Decidieron continuarlo, aun cuando subió el precio del petróleo y no era necesario.

Ha sido un control férreo, sin resquicios, muy inflexible y propenso a la corrupción. Era necesaria una válvula de escape pues de lo contrario colapsaría la economía. La primera fueron las notas estructuradas. Quien tuvo la idea fue maquiavélico. Fue un mecanismo complicado, en el que bancos extranjeros empaquetaban bonos de diversos orígenes para luego venderlos en el mercado interno y después en el externo obteniendo jugosas comisiones y enormes diferenciales.

Esas notas eran asignadas directamente a sus mejores amigos. No había ni subasta, ni auditoría, ni transparencia de ningún tipo. Cuentan que muchos banqueros pasaban las tardes de los viernes esperando la llamada y que cuando la recibían se iban a celebrar.

Estas operaciones, completamente fraudulentas, dejaban a un grupo de relacionados con el régimen enormes utilidades. Las justificaban, internamente, diciendo que siendo el Estado el originador de la operación esta era legal, e -insólito- si no la hago yo, la hace otro. Fueron un empujón al precipicio.

Han continuado con el control y utilizado otros hasta el caos de hoy día, cuando hasta mismos íntimos colaboradores del régimen hablan descaradamente (pero por supuesto nadie hace nada) del enorme tamaño de la corrupción.

De todos los tipos de operaciones las más lucrativas, y en las que han estado involucrados un mayor número de personas para dejarles la mayor utilidad (o mayores pérdidas para los venezolanos) han sido las operaciones de cambio.

Nada dura por siempre. A pesar de que el promedio del barril de petróleo venezolano superó los 100 dólares en algún momento la realidad se impondrá.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
@ogarciamendoza

Visto 4033 veces Modificado por última vez en Domingo, 27 Julio 2014 04:15

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...