Lunes, 07 Julio 2014 00:00

De los capuchinos al desarrollo

 
Valora este artículo
(0 votos)

Hace 252 años un grupo de capuchinos catalanes, según el mandato de la Real Cédula de 1759, fundaban en el Valle del Yocoima una villa conocida como San Antonio de Upata; y hoy, a más de dos siglos y medio, el concejal y vicepresidente de la Cámara Municipal de Piar, Rafael Saavedra, saluda la fecha de fundación de la ciudad, entre remembranzas históricas y evaluación del presente.

Recuerda la Upata independentista como bastión de los patriotas, asentamiento del general Manuel Carlos Piar, y pieza fundamental en la estrategia que cristalizó su victoria en la Batalla de San Félix. De ahí rescata los valores emancipadores de la ciudad, así como el aporte del “hijo ilustre de El Manteco”, el ex presidente de la República, Raúl Leoni, de quien aplaude el aliento modernizador con el que insufló la actual Upata. El hospital general, la Plaza Bolívar, las avenidas, escuelas y demás infraestructuras son la estampa de su gestión.

Pero el desarrollo de Upata -apunta Saavedra- llegó hasta ahí. El impulso de Leoni representó un salto cualitativo importante, pero quedó hasta ahí. Cree que desde Leoni hasta Maduro, pasando incluso por los 3 lustros de Chávez, todos los gobiernos han estado en deuda con Upata: una población que creció en número pero no así su infraestructura, servicios y calidad de vida.

“Frente a un gobierno nacional que irrespeta la descentralización, el reto que tenemos nosotros como concejales, e incluso el alcalde, es fortalecer la descentralización y rescatar nuestra identidad, nuestros valores”, apunta.

El todo por hacer

El concejal del municipio Piar recuerda todo el potencial que tiene Upata para su desarrollo: maderas, agricultura, turismo, recursos hídricos y ganadería. ¿Qué hace falta para explotar estos recursos y saborear el anhelado porvenir? Su respuesta se concentra en un solo término: asociatividad.

Saavedra apuesta por una mayor integración de los factores políticos y económicos. Una mancomunidad, por ejemplo, entre la Cámara de Comercio y la Cámara Municipal para emprender proyectos de desarrollo, a la vez que se fortalece la asociación del gobierno con los propios ciudadanos. “En eso hemos avanzado, con la ordenanza de paz y convivencia ciudadana”, señala.

Al final considera que el desarrollo de Upata está en manos del gobierno, pero sobre todo en las de su gente. En los hombres y mujeres que, inspirados por el arraigo de su ciudad, conjuguen esfuerzos para trabajar en pro de su desarrollo, de su bienestar, y hacer de la otrora villa de San Antonio de Upata el lugar inspirado en Dios que soñaron los capuchinos catalanes.

Visto 4309 veces Modificado por última vez en Lunes, 07 Julio 2014 00:48
Ramsés Ulises Siverio

Editor. Profesor de la @UcabGuayana. Amante de la música, la literatura, el periodismo y la formación virtuosa del individuo.

El evento tiene como fin recaudar fondos para las operaciones de dos niños de bajos recursos. Se trata de un triatlón de baile a r...

De los 450 bolívares soberanos depositados el 1 de septiembre, jubilados y pensionados apenas pudieron retirar en efectivo entre 9...

El viernes, en varios bancos de Ciudad Guayana, hubo colas de pensionados que quisieron estar de primeros para retirar sus pagos e...

Las colas en las entidades bancarias empeoran. A menos de 10 días de la entrada en vigencia de la reconversión monetaria, los banc...