El Grupo Ricardo Zuluoga explica que Corpoelec repite el patrón de manejo del embalse que aplicó en 2017, cuando al inicio de la época de lluvias de 2017, cuando se abrieron las compuertas de alivio del embalse, pero lo dejó sin margen de almacenamiento, lo que provocó que después se tuvieran que aliviar montos superiores a los 10.000 mts3/seg, que se sumaron a los máximos caudales del Orinoco y potenciaron las inundaciones. 

Hace 23 años, la Alcaldía planteó el Plan Especial Castillito como la alternativa para reorganizar las barriadas que crecieron sin orden a orillas del embalse de la represa Macagua, en el río Caroní, y que todos los años son susceptibles a inundaciones por la crecida del caudal. La más fuerte en 41 años fue el año pasado, y afectó a poco más de 2 mil personas. Con este trabajo de Oriana Faoro, producido en alianza con Lincoln Institute of Land Policy y el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS), inauguramos esta serie sobre el descalabro de la planificación de lo que alguna vez se proyectó como la ciudad más planificada de Venezuela.

“Para que el embalse de Guri comience a bajar bajo las condiciones actuales, tendría que dejar de llover por lo menos un mes”, explicó el analista meteorólogo, Eric Parra.

Señaló que el país estuvo a seis días del colapso eléctrico por el bajo nivel del embalse en el complejo de Guri, que suministra el 70% de la energía eléctrica que consume el país.

La empresa cumplió cinco años desde el inicio del proceso de nacionalización, en junio de 2011. Recientemente firmó un convenio con Ferrominera, similar a un acuerdo con Sidor de septiembre de 2015, para elevar el suministro de pellas, que le permita aumentar su producción.

El experto eléctrico, Miguel Lara, considera absurdo mantener el racionamiento, visto el incremento del aporte de agua al embalse. Señala que en septiembre podría implementarse un plan menos agresivo en caso de meses desfavorables en materia hidrológica.

El decreto que reduce la semana laboral a lunes y martes estará vigente hasta el 27 de mayo.

Si el Gobierno no coloca sus energías en la generación termoeléctrica, las lluvias podrán aumentar pero seguirá siendo insuficiente como para prescindir del plan de racionamiento que hoy limita la capacidad productiva del país.

Al final de la avenida Atlántico, en Ciudad Guayana, más de 200 familias se sienten discriminados: Corpoelec no atiende sus reportes como la caída de una guaya de alta tensión que desde el fin de semana los tiene sin luz. 

El embalse de Guri llegó esta semana a la cota 242,88 metros sobre el nivel del mar, situando al país a menos de tres metros de la zona de colapso. Los racionamientos y las medidas de ahorro han estancado la demanda impidiendo el desarrollo económico y deteriorando la ya mermada calidad de vida del venezolano.

Página 1 de 3

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...