En el centro José Gregorio Hernández funcionan solo cinco de 17 máquinas disponibles, por lo que redujeron el tratamiento de cuatro a dos horas al día. Además, los 42 pacientes deben comprar casi todos los insumos por falta de dotación del IVSS, aumentando sus probabilidades de morir por falta de medicinas o de horas de diálisis.

15 trabajadores y 60 pacientes quedaron a la deriva, luego del cierre del centro de diálisis Jesús de Nazareth. “El jueves la doctora Silvia Villarroel que dirige el centro de diálisis nos informó que ya no podía seguir trabajando porque el Seguro Social no le daba los insumos. Nos dijo que trabajábamos hasta el sábado, que nos iban a pagar en efectivo esos días y que nos iban a arreglar doble”, afirmó Yuderkis Clarke, una enfermera con cinco años de servicio.

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...