Los empleados de la Unidad de Diálisis Dr. José Gregorio Hernández pasarán a la nómina del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Los pacientes de este centro serán atendidos en el hospital de Guaiparo, aunque allí la unidad de diálisis no esté funcionando: el temor, entonces, prevalece entre ellos. En promedio, antes de esta última crisis, eran más de 50 personas las atendidas. Actualmente el número se redujo a 18 pacientes debido a la falta de máquinas y de insumos, sin contar que ahora trabajan solamente dos enfermeras, una doctora y una asistente. 

Una gran concentración en la que participaron profesionales de Lara, Portuguesa y Yaracuy recorrió las calles de Barquisimeto. Exigieron a las autoridades de la entidad garantizar seguridad e insumos para un ejercicio realmente libre del periodismo. Diversos sectores de la sociedad civil se sumaron a la convocatoria.

La organización Esperanza por el Cambio ha estado recolectando insumos que son llevados a los sectores afectados por las inundaciones, debido a la crecida de los ríos.

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. El servicio pediátrico cerró por falta de insumos y de médicos. Los pacientes eran remitidos al Ruiz y Páez, en Ciudad Bolívar, pero ahora son enviados fuera del estado porque no cuentan con la capacidad para atenderlos. Este jueves, la marcha de médicos y enfermeras se centró en la protesta por estos fallecimientos, consecuencia de la crisis sanitaria y de esos siete fallecimientos, ocurrido el miércoles en el turno entre 1 y 7, según denunciaron los marchantes. 

Los altos precios de cauchos, baterías y aceite mantienen al sector transporte a punto de la detención total. Estiman que 90% de las unidades están paradas por falta de insumos. Al término de la marcha entregaron una carta dirigida al gobernador Noguera Pietri.

A propósito del Día del Niño, un grupo de voluntarios realizarán este domingo una jornada de alimentación y recreación para unos 300 niños del sector Villa Bahía, en su mayoría en condición de desnutrición.

Una madre llora desesperanzada cuando acudió al Hospital Uyapar con su hijo enfermo y no lo aceptaron por no tener ni cama ni insumos para recibirlo. El único centro pediátrico de Ciudad Guayana permanece cerrado, lo que reduce las opciones a familias de bajos recursos. Los hospitales están colapsados, las autoridades no dan respuestas y el régimen de Nicolás Maduro, deslegitimado, se lava las manos negando la crisis del sector salud o atribuyéndola a sanciones internacionales, las cuales han sido dirigidas a funcionarios en específico. En todo caso, el problema es desde mucho antes.

El presidente Nicolás Maduro que prometió una “revolución económica” tras ganar las elecciones sigue mudo ante el descalabro de las empresas de metales, ubicadas en Guayana.

Hay cuatro centros de diálisis habilitados en la zona, cada uno de ellos con carencias distintas y significativas para suministrar los tratamientos correspondientes.

Prevén que las reparaciones en el área pediátrica del hospital de Guaiparo, cerrado hace casi un mes, sean por un lapso de dos meses, por lo que, como medida alternativa, fue instalado un hospital de campaña con una unidad de quirófano y otra de hospitalización, ambas sin entrar en funcionamiento hasta ahora. Los insumos y medicamentos prometidos por el gobernador Justo Noguera no han llegado ni al área de adultos.

Página 1 de 5

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...