El comienzo del nuevo año escolar para las escuelas que fungen como refugio para los afectados por las lluvias fue pospuesto para el 1 de octubre. Sin embargo, los refugiados manifestaron su preocupación, ya que hasta ahora no se les ha informado sobre dónde serán albergados, pues sus casas siguen inhabitables debido al alto nivel del agua, producto de la crecida del río Caroní. “No he escuchado ninguna noticia. El que sabe es Dios si el agua baja y podemos volver”, lamentó Casie Otto, refugiada en la Escuela Wenceslao Monserratte, de Puerto Ordaz.

Más de 3.350 personas se han visto afectadas durante la temporada de lluvias en Ciudad Guayana, la mayoría por la crecida del río Caroní, que se mantiene en alerta roja: diferencia del nivel del Orinoco en Ciudad Bolívar, su cota ha ido en aumento. El lunes llegó a los 13.11 metros sobre el nivel del mar. Mientras tanto, los que han padecido se quejan: “La mayoría de la gente se ha tenido que salir de las casas. Todos los días tenemos que ir a nuestras viviendas a estar pendientes porque los malandros se llegan por atrás en curiaras a robar”. 

Durante el fin de semana la cota del río Orinoco en Ciudad Bolívar se mantuvo en 18.34 msnm, a pocos centímetros de que las aguas cubran la “piedra del medio”. Este lunes 27 de agosto, el nivel amaneció en 18.32 msnm, aún a más de 30 centímetros por encima de la alerta roja. Varias zonas han tenido que ser evacuadas por las inundaciones. Las lluvias del mediodía y de la tarde devolvieron las aguas del río padre al mismo nivel del fin de semana: 18,34 msnm. Mientras que las familias afectadas continúan recordando las palabras de Justo Noguera sobre la ausencia de un plan de construcción de viviendas para reubicarlos.

Hasta el fin de semana se tenían contabilizadas más de 13 mil familias afectadas en todo el estado Bolívar por la crecida del río Orinoco, cuya cota en Ciudad Bolívar llegó este 23 de agosto a los 18.24 msnm, 24 centímetros por encima de la alerta roja. El Paseo Orinoco fue cerrado y residentes de los sectores El Edén y La Alameda fueron desalojados. En Caroní, el alcalde Tito Oviedo informó que 2.930 personas se han visto afectadas por las inundaciones y aseguró que “ninguno de los afectados ha dejado de ser atendido”, algo que han contrariado muchos de los que han padecido por esta temporada de lluvias. 

Más del 60% de las áreas del parque La Llovizna, en Ciudad Guayana, tienen el paso a visitantes restringido por medidas de seguridad, debido a las inundaciones que han tomado gran parte de las caminerías, y la fuerte corriente de las riberas del río. Mientras tanto, en Puerto Ordaz y San Félix como en Ciudad Bolívar hay temor por las crecidas del Caroní y del Orinoco, todo en medio de un bloqueo informativo por parte del régimen acerca de las cifras de afectados por esta temporada de lluvias.

Más de 4 mil personas en todo el estado Bolívar se han visto afectadas por las inundaciones a causa de la crecida de los ríos Orinoco y Caroní, y las fuertes lluvias. El número de familias movilizadas a refugios, y las viviendas perjudicadas ha aumentado, pero por orden del Ministerio de Relaciones Interiores, Protección Civil dejó de emitir su balance oficial a la prensa, hasta no tener autorización.

Comunidades como las del barrio José Gregorio Hernández y Los Oleandros manifestaron su preocupación por el nivel de las aguas que ha obligado a varias familias a desalojar. Otras esperan a que el río no tome más terreno o, de lo contrario, acudir a un refugio. La esperanza de una reubicación se ha desvanecido, pues aseguran que es la promesa sin cumplir de todos los años. Esta temporada de lluvias ha afectado a más de 200 familias: la mayoría, por la crecida de los ríos. El resto, por obstrucción de drenajes.

Tanto el río Orinoco como el Caroní se mantienen en alerta amarilla, sobrepasando los 11 metros sobre el nivel del mar (msnm). De las 262 familias afectadas, a la fecha, Protección Civil contabiliza 65 familias que se mantienen en refugios temporales.

El ingeniero y consultor eléctrico José Aguilar sostiene que con una hidrología favorable como la actual era posible generar la energía necesaria para reactivar en parte las empresas básicas; “esa energía hubiera ayudado a crear volumen de recepción para la temporada de lluvias”.

Tanto el oficialismo como la oposición se ufanaron de visitar las comunidades anegadas para sus propios fines. Ninguno alertó de la crecida del río y, los que son autoridad, tampoco habilitó a tiempo los refugios para evitar la magnitud de las pérdidas.

Página 1 de 2

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...