Viernes, 08 Diciembre 2017 00:00

“Como no hay transporte, se montaron en ese camión a la buena de Dios”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Los familiares de las víctimas coinciden: si hubiese un transporte digno, la tragedia no habría ocurrido Los familiares de las víctimas coinciden: si hubiese un transporte digno, la tragedia no habría ocurrido Fotos William Urdaneta

@marcosdavidv

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Caos del transporte público condujo a la muerte a cuatro personas en avenida de Puerto Ordaz

barra 4naranja220

Sistema BTR desmejoró en 30 por ciento el servicio vial de Ciudad Guayana

barra 4naranja220

“La gente se monta en cualquier cosa porque no hay suficientes autobuses”

 

Larry Mujica estaba sentado en alguna parte de la emergencia del Hospital Dr. Raúl Leoni, de San Félix, en la tarde de este jueves. Se recuperaba de las heridas que le dejó el accidente que sufrió el miércoles en la tarde: él estaba en el camión que se volteó en la avenida Leopoldo Sucre Figarella, el mismo accidente que dejó cuatro muertos y más de 10 lesionados. Tanto estaba que él era el conductor del camión.

Era lógico pensar que había inquina hacia Mujica. Pero no. Mujica estaba allí, mientras una rezandera le balbuceaba conjuros con los que, estaba convencida, le aplacaba el dolor, junto con varios de los heridos del accidente. No podía haber inquina, a pesar de lo ocurrido, porque Mujica simplemente quiso hacerles un favor a todos los que coincidieron en una esquina de la avenida Loefling minutos antes de la tragedia: el favor de darles un aventón hasta San Félix.

Mujica no hablaba. Hablaban, en cambio, los familiares de los afectados. Todos coincidieron en la versión preliminar: un caucho que explotó y que generó el accidente, a pesar de que Mujica no manejaba a exceso de velocidad.

Una de ellas era Lila Andrade, tía de Jhonathan Carrasquel (de los que viajaba en la zona de carga del camión), quien esperaba afuera de la emergencia para que le dijeran cómo estaba su sobrino.

La otra coincidencia de los parientes es que nada de lo que pasó hubiese pasado si el transporte en Ciudad Guayana funcionara: ninguno de los cuatro muertos y ninguno de los más de diez heridos se hubiesen tenido que encaramar en un camión para ir a sus casas si hubiese un sistema de transporte digno. Pero así pasó. Y hubo consecuencias.

“Mi sobrino nos dijo que no iban corriendo y que escuchó la explosión del caucho. Como no hay transporte, se montaron en ese camión a la buena de Dios. De lo demás no se acuerda porque quedó inconsciente. Mi yerno, que también iba en el camión, fue el que lo ayudó a salir”, contó Andrade.

Sometidos a otra catástrofe 

Una doctora amiga de Andrade explicó que, después de sobrevivir al lamentable incidente, los lesionados han tenido que sobrevivir al estado de los hospitales y a la falta de insumos.

“Conseguí gasa y guantes y la placa se la sacaron en pediatría. Esto parece Cuba o la India. No hay papel para atender los heridos, y el mismo papel lo limpiamos y lo reutilizamos. También cortamos pedacitos de mascarillas… pero el que llega aquí es para morirse”, relató la doctora, que prefirió no identificarse.

Carrasquel no pudo ir a trabajar el martes porque no tenía dinero en efectivo. El lunes había gastado 6 mil bolívares de ida y de vuelta: desde Francisca Duarte a Puerto Ordaz y viceversa. El miércoles estaba igual, sin dinero, y buscó resolver como pudo. Por eso se montó en el camión. 

De su bolsillo 

Una prima de otro de los sobrevivientes, Carlos Villalba, continuaba en la tarde del jueves en la emergencia del Hospital Uyapar, de Puerto Ordaz. Luego de recordar que “por la falta de autobuses se pararon a pedir la cola y se voltearon en ese camión”, apuntó lo que han tenido que hacer para garantizar atención médica.

“Al primo lo sacaron hoy (jueves) a las 2:00 de la tarde: tuvimos que comprarles las gasas para que lo atendieran y sacarlo para que le hicieran un eco renal, porque aquí en el hospital no hay”, aseguró.

Ni el accidente ni la falta de insumos pareció importar a las autoridades a las que les competen estos asuntos: Justo Noguera, gobernador, y Tito Oviedo, alcalde. Ambos estaban ocupados en el cierre de la campaña para las elecciones de alcaldes.

segundodIa2
Varios de los sobrevivientes están en el hospital de Guaiparo, en San Félix

Visto 2539 veces Modificado por última vez en Viernes, 08 Diciembre 2017 04:33

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...