Lunes, 01 Febrero 2016 00:00

“Uno se gradúa de colero buscando baterías”

 
Valora este artículo
(1 Voto)
Hace un año comenzó el calvario por la búsqueda de baterías Hace un año comenzó el calvario por la búsqueda de baterías Archivo
 

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  El fin de año agarra a muchos en la cola para comprar baterías

■  “Dormí dentro de la gandola con un ojo abierto para esperar mi turno de la batería”

■  “Corremos el riesgo de ser asaltados durmiendo en la cola por una batería”

 
     

La situación lleva poco más de un año. Desde entonces, ha sido constante: las colas en los alrededores de los negocios dedicados a la venta de baterías. Porque, sencillamente, la producción bajó, la demanda aumentó y he allí el resultado.

Decirlo así, en tono escolar de dos-más-dos-son-cuatro, es simpleza rayana en el pecado de la ligereza. Vivirlo es el punto. Estos días, en Ciudad Guayana, no ha habido excepciones. El reporte del fin de semana ha sido la permanencia con la esperanza de poner a rodar el carro con batería nueva. Hasta que se agote la carga. O hasta que se la roben.

Pero hubo quejas también. No solo hacia el gobierno, que son habituales, sino hacia los encargados del negocio. 

“Desde el jueves en la mañana estoy en la cola de la sede de Duncan del Paseo Caroní. No ha avanzado nada. Lo que nos dicen es que están esperando gandola. Imagínate: desde el jueves hasta el día de hoy”, explica, como abreboca, una compradora que prefiere no identificarse.

Las quejas de los usuarios –esos mismos que están desde el jueves en una cola que no amaina- es que el viernes se vendieron 80 baterías; el sábado, 20 y el lunes, 16.

“Lo que incomoda es que no salen gerentes o autoridades a dar explicaciones a la gente, sino un técnico y nos dice que van a hacer inventario. Ese inventario es todos los días, pero igual nos mantienen en esta desidia por una irresponsabilidad”, añade.

Sin sustitutos

Las incomodidades de rigor prevalecen: el temor a la inseguridad, los desacuerdos entre propietarios del local y el público y la omnipresencia de los bachaqueros.

“Nadie puede decirnos que a los ojos de Duncan no conocen la situación: están maltratando en extremo a los consumidores: tienes que seguir en cola y punto. Nosotros llegamos a pensar que hay acuerdos entre los bachaqueros y la Duncan”, critica.

La resignación es lo que queda. Pero señalan los usuarios que nada vendría mal un mínimo de respeto: “Uno se gradúa de colero, y no le queda más remedio. Porque, ¿por cuál producto tú sustituyes una batería del carro? Puedes sustituir una arepa por un kilo de yuca, pero no una batería”.

 

Visto 2797 veces Modificado por última vez en Lunes, 01 Febrero 2016 22:28

En lo que va del año han sido detenidos 29 funcionarios de cuerpos de seguridad del Estado por estar implicados en hechos delictiv...

El procedimiento fue realizado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Subd...

Las víctimas estaban en una fiesta cuando empezó un enfrentamiento entre bandas que los dejó heridos de bala. El incidente fue la ...

La criminalidad no es el único reto que enfrenta el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) ...

Este fue dado a conocer un mes después del incidente ocurrido en el centro asistencial, el caso sigue siendo investigado por funci...