Sábado, 19 Diciembre 2015 00:00

La tradicional compra navideña se cita con la inflación en el Centro de San Félix

 
Valora este artículo
(1 Voto)
La “cacería” por mejores precios motiva a los guayacitanos en el centro de San Félix a intentar lograr compras acordes a su presupuesto La “cacería” por mejores precios motiva a los guayacitanos en el centro de San Félix a intentar lograr compras acordes a su presupuesto Oscar Murillo

A pesar del amplio despliegue de compradores en el centro de San Félix, en la calle hay una preocupación colectiva: la mayoría anda de“cacería”, saltando de una tienda a otra, con la esperanza de conseguir precios accesibles a su presupuesto.

Maylin Antoima, quien caminaba este sábado por uno de los corredores de la zona comercial más antigua del municipio Caroní,afirma que “este año todo está más caro”. El desempleo de su esposo y la preocupación por encontrar alimentos son solo parte de los desafíos que le depara a Maylin este diciembre.

Aunque la tradición de estrenar ropa sigue muy vigente en el ideario colectivo,los compradores alegan que la reposición de la cesta básica se lleva el protagonismo de estas navidades, es decir, conseguir pollo, pernil, harina de maíz precocida, huevos y otros productos que completan el plato de los venezolanos.

La búsqueda

Las gaitas suenan en algunos comercios, hay mucho movimiento en el centro, pero a las 11:00 de la mañana pocos cargan bolsas con compras.

Aun así, la gente busca. Que los alimentos ocupen gran parte de las preocupaciones no implica el abandono de ese deseo de estrenar ropa, o de dar a los más pequeños de la casa lo que necesiten.

Centro 2

Los ciudadanos, de tienda en tienda, observan, preguntan y se van. Es poca la afluencia en ventas, pero mucha la travesía de buscar buenos precios.

Wilber López es padre de un pequeño de tres años y su meta del día es encontrar zapatos para su hijo. Los precios lo desaniman: “Los precios están demasiado elevados, el aire navideño es más deficiente que antes y es por la misma economía (…) para el año que viene, por cómo vamos, no espero que haya una mejoría rápida”.

Su pareja, Joan Flores, expresa preocupación, las compras familiares resultan para ellos una experiencia tediosa, y a la vez angustiante, “cazar” el calzado para su hijo y la ropa, buscando precios que se ajusten a lo que pueden pagar, termina siendo una tarea complicada: “Hay bastante movimiento pero la gente está más que todo observando los precios, comparando, viendo dónde está todo más barato”.

“La gente no tiene plata”

 Algunos vendedores manifiestan su pesar por el poco movimiento económico a pesar de la presencia de la gente en la calle.  Las personas, de tienda en tienda, observan, preguntan y se van. Para Aura Pacheco, vendedora de ropa, la gente “está más pensativa de lo normal” por culpa de los precios inalcanzables.

 

BARRA5

MÁS INFORMACIÓN

■  Dos bazares de emprendedores en Guayana para cerrar el 2015

■  Cena navideña: una tradición amenazada por la inflación

■  Altos precios en decoración navideña contrae ventas de arbolitos y adornos

 
     

Guayacitanos como Sherly Aray e Ismarys Aular manifiestan el golpe duro que causó la economía, cambiando la perspectiva de la tradición decembrina venezolana:

“Hay muchas casas sin pintar, sin luces, se ha perdido parte del ambiente navideño”, exterioriza Aular declarando que, en comparación a años anteriores, la gente está comprando menos porque “no hay nada barato ahorita.”

Los buhoneros, que comúnmente son vistos como una alternativa cómoda en precios, sufren también de poca venta a pesar de la temporada. Por su lado, una vendedora de ropa interior en San Félix admite que a pesar de contar con precios más accesibles (aunque la diferencia en las tiendas no es de mucha) la venta de la mañana fue lenta y casi nula porque “la gente no tiene plata” para comprar y satisfacer su necesidad de estrenar ropa o calzado en estas fiestas venideras.

 

     

Oferta escasa en navidad

Gente subía y bajaba por el corredor más ancho que tiene el centro de San Félix. Aparentemente todo jugaba a favor de los compradores; calles cerradas para evitar el tráfico vehicular, policía motorizada custodiando el lugar,los vendedores a la orilla de las tiendas invitando a entrar con la frase de costumbre, “a la orden”, y el clima soleado que generaba ganancias a los vendedores de refresco, agua y té frío. 

Comparado con otros diciembres eran las mismas condiciones. Sin embargo este año, donde la crisis económica ha afectado en todos los niveles, se notaba la ausencia de ese cartel de escape para los compradores, ese letrero que abundaban años anteriores para atraer clientes así fuese un quince por ciento de descuento, la palabra “oferta” no se veía en las vitrinas de ninguna tienda. 

Si bien en las tiendas formales y centro comerciales las rebajas brillaban por su ausencia, los vendedores informales si sacaron sus carteles con ofertas para aumentar las ventas.

Buhoneros

La tradicional rebaja en los corredores comerciales del centro de San Félix está reducido a los buhoneros/ Foto Oscar Murillo

 
     
Visto 4046 veces Modificado por última vez en Sábado, 19 Diciembre 2015 21:52

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...