Miércoles, 18 Marzo 2015 00:00

Denuncian “abandono” de la UD-338

 
Valora este artículo
(3 votos)
Prat conversó con los vecinos y escuchó sus peticiones Prat conversó con los vecinos y escuchó sus peticiones Foto Prensa LCR Caroní

Prensa Causa R Caroní

“Seguramente este año veremos a personeros del Gobierno en la UD-338”. El concejal de Caroní, José Prat, acudió al llamado de los vecinos del sector popular UD-338, perteneciente a la parroquia Unare de Puerto Ordaz, quienes solicitaron su presencia para que constatara el “abandono absoluto” en el que se encuentra esta comunidad.

Los residentes de la zona no solo solicitaron la presencia del gobernador Rangel Gómez y del alcalde José Ramón López en el lugar, sino también el apoyo de los concejales y diputados para que canalicen las peticiones y agilicen las respuestas.

“Nosotros seguimos atendiendo el llamado de los vecinos, así como lo hicimos en San José de Cacahual y en Pozo Verde. Este sector popular carece de todos los servicios y es evidente que las autoridades solo pasan a buscar votos”, manifestó el dirigente.

El problema de la inseguridad encabeza la lista en esta comunidad, ya que el módulo policial, que está identificado con el logo de la Policía del estado Bolívar, está solo: “sin funcionarios, sin herramientas de seguridad, sin indicios de que está operativo”.

Por otro lado, el deterioro de la vialidad ha impedido el libre tránsito del transporte público y privado, por lo que los habitantes de la UD-338, sector cercano al Core 8, no pueden movilizarse hacia y desde sus hogares. “Aquí es donde es bueno preguntarse: ¿dónde están los grandes planes de asfaltado anunciados con bombos y platillos?”.

El líder causaerrista resaltó que la realidad contrasta “drásticamente” con el discurso del alcalde López que “se dice a sí mismo ‘El campeón del asfalto’ cada vez que se le menciona el tema del mal estado de las calles y avenidas”.

El resultado de esta “pésima gestión” es, por supuesto, que tanto los autobuses como las camionetas y los taxis no quieran transitar por el lugar, no solo porque van a destruir sus vehículos al pasar por huecos y lagunas, y no se consiguen los repuestos, sino también por temor a ser atracados en plena vía.

Por último, recordó el problema con las aguas servidas y drenajes, que son focos de enfermedades e infecciones para niños y adultos. “Este asunto tiene años, siete para ser exactos, y no se ha atendido. El gobierno prometió poner a funcionar la planta de tratamiento y quienes trabajan en ella aseguran que solo les autorizaron hacerle mantenimiento. Mientras, las aguas negras siguen bordeando las casas”.

Visto 4427 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Marzo 2015 05:00

Tras el temblor, residentes de los diferentes edificios en Ciudad Guayana se mantuvieron en las afueras por temor a una réplica. E...

En promedio han fallecido cuatro niños diarios en el Hospital Uyapar, colapsado desde el cierre del Menca de Leoni, en San Félix. ...

El río llegó este 14 de agosto a los 18.04 msnm, pasando por un centímetro el nivel histórico de 1943 y restando uno para llegar a...

El gobernador del distrito 4370 del Rotary Internacional precisó que al menos 180 pacientes en Bolívar esperan por marcapasos, los...