Gracias a un jonrón de Carlos Correa que rompió un empate en el séptimo inning, los Astros se impusieron 3-1 a Minnesota y con ello se convirtieron en el primer equipo que clasifica a las series divisionales de la Liga Americana

Minneapolis.- Carlos Correa sacudió un jonrón con dos outs para romper el empate en el séptimo inning y el pitcheo de los Astros de Houston esculpió otra actuación dominante al barrer a Minnesota con una victoria 3-1 el miércoles. Los Mellizos volvieron a naufragar, ahora con una cifra récord de 18 derrotas seguidas en los playoffs.

Nueve meses después del destape de un ilegal ardid de robo de señales, los Astros se encaminan a Los Ángeles para su serie divisional.

Como el sexto preclasificado de la Liga Americana, Houston se las verá con los Atléticos de Oakland o los Medias Blancas de Chicago en un enfrentamiento al mejor de cinco juegos. La serie comenzará el lunes en el Dodger Stadium.

Los Mellizos quedaron 0-18 en la postemporada. No ganan desde un triunfo en el primer juego de un duelo divisional en la casa de los Yanquis de Nueva York el 5 de octubre de 2004, un total de siete series perdidas. Desde esa fecha, los Astros exhiben marca de 43-35 en los playoffs, victoriosos en 10 de 15 rondas, incluyendo tres presentaciones en la Serie Mundial.

Kyle Tucker conectó un par de sencillos por los Astros, que con tiro fulminante desde el jardín izquierdo sacaron en el plato el tercer out del quinto.

El novato Cristian Javier cubrió tres innings sin permitir en labor de relevo, acreditándose la victoria en su debut de postemporada.

Ryan Pressly lanzó un noveno perfecto ante su ex equipo. El bullpen de Houston trabajó 9 innings y 2/3 sin permitir carreras en esta serie, tolerando tres hits.

El dominicano Nelson Cruz adelantó a los Mellizos con un doblete remolcador por segundo juego seguido, esta vez en el cuarto acto ante el abridor mexicano José Urquidy. El venezolano Luis Arráez fue agresivo al tratar de anotar desde primera base, pero Correa tomó el tiro de Tucker y lanzó al plato para sacar out a Arráez, preservando el empate.

Luego, en el séptimo ante el pitcher perdedor Cody Stashak, desapareció un slider en cuenta de 1-0 en las butacas cubiertas por lonas en el jardín derecho-central. Fue el 12do jonrón del puertorriqueño en 52 juegos de playoff.

Después de ganar 101, 103 y 107 juegos en las tres temporadas regulares anteriores, coronándose campeones de la Serie Mundial en 2017 y perder el Clásico de Otoño en siete partidos ante Washington el año pasado, los Astros transitaron en la mediocridad al redondear una foja de 29-31 en la primera campaña bajo la dirección del mánager Dusty Baker. El equipo fue mermado por las lesiones en una temporada abreviada a 60 partidos por la pandemia.

Tuvieron la tercera peor marca como visitantes en las mayores, pero eso no incidió ante unos Mellizos (3er preclasificado) que se desdibujaron en sus dos partidos más importantes del año.

José Berríos fue uno de los pocos que estuvo a la altura, cubriendo cinco innings con pelota de dos hits. Pero sus dos boletos le pasaron factura al puertorriqueño, concedidos previo al sencillo de Tucker en el cuarto.

JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework