Habitantes del emblemático sector de la capital bolivarense sufren desde hace más de cinco años graves carencias del suministro de agua.

@g8che 

Luego de una falla mecánica en la Estación Caja de Agua, el sábado 16 de enero, habitantes del Casco Histórico de Ciudad Bolívar siguen sin recibir agua potable de forma regular. Los ciudadanos han tenido que recoger agua en baldes de tuberías de las zonas más bajas de la parroquia Catedral.

La falla comenzó el sábado y continuó hasta el martes cuando los abastecieron apenas ocho horas, luego pasaron 37 horas sin servicio hasta este jueves que llegó agua durante cuatro horas, pero la falla volvió.

“El agua es esencial para combatir esta pandemia”, recriminó Ramón Russian, vecino del sector, quien reclamó por el nulo suministro. Estima que desde hace un mes las deficiencias del servicio han empeorado. “Esto no lo aguanta nadie”.

En el Casco Histórico de Ciudad Bolívar está la Alcaldía del municipio Angostura del Orinoco, la Asamblea Legislativa y algunas oficinas de la Gobernación, sin embargo, los pobladores del lugar recogen agua en las zonas más bajas donde el agua no escasea tanto y hasta de los aires acondicionados.

“Ves a la gente con dos tobos bajando al Cuerpo de Bomberos a buscar agua y después subir tres cuadras inclinadas para llegar a su casa”, relató Russian. El vecino señaló que hay otros habitantes en zonas más altas donde el servicio no ha regresado desde la falla hace seis días.

“La gente está sufriendo mucho por eso, no todo el mundo tiene para comprar un tanque”, dijo. Considera que cuando ocurren este tipo de fallas es fundamental que Hidrobolívar atienda a los ciudadanos al menos con camiones cisternas para no empeorar la condición de los afectados, los cuales en algunos casos son de la tercera edad.

Sin una gota

Gricelda Perdomo vive en una de las zonas más altas del casco. Señaló que desde el sábado no ha recibido ni una gota, por lo que se vio obligada este jueves usar el agua de los aires acondicionados para bajar los inodoros de su casa.

“La molestia es inmensa”, afirmó la señora de 68 años y que padece de hipertensión. Para rendir el agua de su tanque se baña solo una vez al día. “Yo no me puedo poner a cargar agua de algún tubo lejos de mi casa (...) esto es un problema grave”, denunció.

    Vecinos dijeron que, a diferencia de otras veces, Hidrobolívar no los ayudó con despacho de agua en cisternas | Fotos William Urdaneta

A su vez reclamó que el agua llega en pésimas condiciones: “No se puede lavar la ropa porque se daña, es un agua sucia”, dijo. Para Perdomo la forma de mejorar la condición del suministro es con un cambio de gobierno y de políticos que tengan sentido de pertenencia por el estado.

Los vecinos del Casco Histórico vienen sufriendo recortes en el despacho de agua desde los años en los que gobernaba Francisco Rangel Gómez. Antes de la falla del domingo lograban tener agua a penas entre 6 y 8 horas al día, en esta semana ha sido prácticamente nulo. “En estos días ha sido muy crítico”, relató Eradio García, otro de los vecinos afectados.

Señaló que hay fugas de agua en calles como Las Mercedes y El Pilar que dificultan aún más que se puedan abastecer las zonas altas del casco. “Da lástima, da tristeza que la mayoría de nosotros no tenemos agua y ahí se bota agua en gran cantidad”, señaló.

La falla afecta las calles El Pilar, Libertad, Igualdad, Concordia y Las Mercedes, afirma el habitante al que le ha tocado trasladarse hasta sectores como Perro Seco, para recoger agua durante casi tres horas y así tener para los quehaceres diarios del hogar.

Con el paso de los días la búsqueda de agua en las calles se ha intensificado. “El lunes estaban cargando agua de una casa en la zona baja, vi más de 10 (vecinos) haciendo cola para tomar en baldecitos agua para llevar a sus casas”, relató.

Para García la carencia de agua es irritante, agregó que los ciudadanos se sienten atropellados al no tener la atención con un servicio tan vital en periodo de pandemia.

Una falla mecánica

El vicepresidente de Hidrobolívar, José Valdez, señaló que una falla mecánica en el equipo que distribuye agua al Casco Histórico llevó a que se paralizara el servicio hace cinco días, por lo que tuvieron que hacerle mantenimiento a otro tablero, bomba y motor los cuales se instalaron el miércoles.

Informó que este jueves hicieron trabajos de acondicionamiento para el arranque y que para este viernes al medio día esperan restablecer el servicio. “Estimamos que mañana (viernes) a eso del medio día el equipo esté funcionando, enviando agua al Casco Histórico de Ciudad Bolívar”, recalcó.

Valdez explicó que las fallas e intermitencias en el suministro de agua potable en la zona del casco se deben a que Ciudad Bolívar sufre dos fallas eléctricas por día que hace que los sistemas de protección de las bombas se apaguen.

Señaló que deben esperar 40 minutos para encender los equipos nuevamente y empezar a bombear para llenar tuberías, plantas potabilizadoras y tanques de bombeo. “Un parpadeo que me apague los equipos necesita de cuatro a seis horas para reactivar el sistema”, señaló.