¿De qué vale reanudar las operaciones si no hay gasolina para la movilización y abundan los puntos de extorsión? La pregunta resume el sentir de los conductores ante la eventual flexibilidad general anunciada para diciembre.

@g8che

El levantamiento de la cuarentena a partir del 30 de noviembre permitirá retomar las actividades en las terminales interurbanas. La Alcaldía de Caroní anunció la remodelación de la terminal de pasajeros Batalla de San Félix. Trabajos de iluminación y pintura se realizan desde hace un mes en busca de acondicionar la sede para los ciudadanos que deseen viajar.

hoferes deben comprar gasolina en el mercado negro a tres dólares el litro, además de pagar entre 10 y 15 dólares en cada alcabala para poder transitar, incluso durante la semana de flexibilidad.

   

Sin embargo, más allá de la pandemia por coronavirus y las restricciones, hay un problema que ha paralizado a los conductores desde hace más de un año: la escasez de combustible. “No podemos pasar tres, cuatro días en una cola de gasolina”, dijo Gabriel, conductor de la terminal, quien le ha tocado comprar el combustible a tres dólares el litro en el mercado negro.

Señaló que el pasaje hacia Ciudad Bolívar o Upata ronda entre los 10 y 15 dólares por el combustible y la vacuna que deben pagar a los funcionarios de seguridad en los puntos de control. “Todo el que monta una alcabala nos quiere extorsionar”, reclamó.

Los choferes señalan que deben pagar al menos 10 dólares en cada puesto de control vial, incluso en la semana de flexibilidad en la que pueden cruzar de un estado a otro. “Tenemos los cauchos lisos, no nos da para mantener los vehículos”, dijo.

Sin esperanzas

Para 2018 y 2017, desde tempranas horas los conductores estaban saliendo a cumplir cualquier ruta tanto regional como nacional. Este martes a las 10:00 de la mañana habían más de cinco transportistas esperando salir y no había ni un pasajero. “Así como usted lo ve ahorita, así va a ser por la gasolina”, comentó Eladio Medina.

   
Desde la Alcaldía esperan terminar los trabajos de remodelación el 28 de noviembre

Los choferes señalaron que la afluencia de personas ha disminuido un 90% y no creen que la apertura de terminales a partir del 30 de noviembre represente un cambio significativo dado la escasez del combustible y los costos del pasaje.

También denunciaron que se les prometió un combustible que al final no garantizaron. “¿De qué vale que abras una terminal si no nos dan preferencia? (...) ¿cómo laboramos? ¿cómo trabajamos?”, preguntó.

Los viajes, pese a que muchas veces son más costosos que un pasaje al extranjero, no dejan casi ganancias dado los gastos que implica trasladarse de un sitio a otro. Estiman que un pasaje desde Puerto Ordaz hasta Santa Elena de Uairén, al sur de Bolívar, podría valer hasta 1.000 dólares.

La gasolina y las vacunas solo dejan una ganancia de cuando mucho 100 dólares. “¿Quién sufre? sufre el usuario y el transportista. No podemos hacer los viajes”, señaló Medina.

Sin respuesta

Euclides Ochoa, conductor y representante del Colectivo Socialista de Transporte de Venezuela, dice que el gremio entregó listados de conductores al Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT) para ser beneficiados con la gasolina sin que ello repercutiera en ningún tipo de apoyo.

El chofer considera que ha habido preferencia y se desatendió a los conductores de vehículos de cuatro y cinco puestos. “Salimos el 30 a trabajar todos, ¿y con qué insumo? Si no hay gasolina”, denunció.

Ochoa recriminó que el INTT tiene un listado viciado donde no atienden a los transportistas e hizo un llamado a la Zona Operativa de Defensa Integral a que revisen la lista de conductores para el combustible.

Los choferes, a su vez reclamaron que hubo promesas de ser abastecidos de gasolina, pero no precisamente para trabajar, sino con tal de apoyar actividades partidistas y políticas de cara al 6 de diciembre.

 
Poca afluencia de personas evidencia baja demanda de traslados entre ciudades y estados
 
JSN Megazine 2 is designed by JoomlaShine.com | powered by JSN Sun Framework